| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
A Jaime de Marichalar no le gusta que le pregunten por la faceta influencer de Victoria Federica.
A Jaime de Marichalar no le gusta que le pregunten por la faceta influencer de Victoria Federica.

Victoria Federica da la peor noticia a su padre y Telecinco sufre las secuelas

Mientras los dos hijos de la Infanta Elena siguen copando titulares y protagonizando las noticias más intensas de la crónica rosa Jaime de Marichalar se ha visto fuera de su zona de confort.

| C. A. Chismógrafo

Si hay algo que no le gusta a Jaime de Marichalar son los reporteros del corazón. Más aún desde que se separó de la Infanta Elena y se convirtió por deseo propio en personaje anónimo (o al menos lo intentó).

La cosa no iba del todo mal hasta que sus dos hijos se empezaron a hacer mayor y a protagonizar noticias polémicas un día y otro también.

Con este panorama sobre la mesa y Froilán y Victoria Federica convertidos en musos mediáticos, este martes Marichalar tuvo un fuerte encontronazo con el reportero de Ya son las 8 Carlos García.

Jaime de Marichalar muy enfadado con los periodistas del corazón

El periodista quiso saber cómo vivía el exesposo la Infanta Elena el el éxito de Victoria Federica en las redes sociales, sin embargo, el aludido se puso de muy mal humor y se negó a contestar a la pregunta de malas maneras. "¿Me podéis dejar tranquilo?", reaccionó muy enfadado.

Según apuntó Beatriz Cortázar en el plató de Sonsoles Ónega, "Jaime de Marichalar es un hombre que nunca quiere hablar de nada, desde que se alejó de lo que era el matrimonio de la Infanta y la Casa Real tiene una relación muy tirante con la prensa. Lo qué pasa es que ahora tiene dos hijos muy mediáticos y una hija influencer", matizó en referencia al éxito de Victoria Federica en redes sociales.

Todo ello en una tarde complicada para Ya son las 8 de Telecinco en los audímetros, ya que el programa vespertino de Ónega cosechó un 11.2% de cuota de pantalla y 1.395.000 espectadores este martes, sus cifras más discretas desde el pasado 8 de diciembre.