| 22 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Mireia es feliz junto a Felipe López
Mireia es feliz junto a Felipe López

Mireia Canalda y la historia de cierto masaje que le ofreció Lequio

La conocida modelo y actual pareja del nadador Felipe López ha detallado lo que sucedió en un único encuentro con Alessandro. Otra mujer que se suma a la lista que le endilgan al Conde.

| ESdiario Chismógrafo

El interés que siguen despertando las supuestas relaciones extra matrimoniales de Alessandro Lequio mantienen bien engrasada la máquina de la rumorología. La lista de mujeres a las que se le atribuye algún tipo de relación o affaire con el ex de Ana Obregón no cesa de crecer.

Desde que saltó a la palestra Olvido Hormigos, Alessandro ha tenido que comulgar con un goteo constante de nombres que se suman a la truculenta historia. La última de ellas y que, junto a Olvido, más ruido está haciendo es Sonia Moldes.

Pero, en contra de lo que se pudiera pensar, otro nombres se ha puesto al lado del de Alessandro. Como ya comentaba EsChismografo se trataba de una conocida modelo, actriz y presentadora que estuvo concursando en Supervivientes.

Se trata de Mireia Canalda que coincidió con él en el plato del programa de Ana Rosa y que, según la misma Canalda, recibió poco después una invitación para ir a la casa que tiene Lequio en Madrid.

Sin embargo, Mireia, que es madre de dos niños junto a su pareja, el nadador Felipe López, niega que ocurriera algo entre ellos. Al parecer, Alessandro la convenció para verse y analizar unos videos que le podrían ayudar en el debate de Supervivientes. Pero cuando Mireia vio de qué iba el asunto, tras ofrecerle un masaje de pies, Canalda se fue espantada.

Como la misma Mireia ha escrito en su Instagram “puede que fuera innecesario contar dicha historia en un tiempo donde es noticia todo el alrededor de Lequio pero fue una simple anécdota divertida narrada sin ánimo de sacar más partido que entretener a los espectadores del programa donde trabajo. Aseguro rotundamente que el conde jamás me ha tocado un pelo.”