| 22 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Teresa Berganza, una vida llena de anécdotas incluso con las más grandes, como María Callas.
Teresa Berganza, una vida llena de anécdotas incluso con las más grandes, como María Callas.

La anécdota que une para siempre a Teresa Berganza y María Callas

Aquella anécdota hace que las dos mujeres y estrellas se hagan amigas. Durante años mantienen un estrecha relación pero la española siempre se arrepintió de algo. Tuvo la espina clavada.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

Teresa Berganza y María Callas se conocen en Nueva York. Fue en los ensayos generales de una actuación en el Metropolitan. España aún vive en Blanco y Negro. El franquismo está en pleno esplendor del régimen. Berganza ya ha triunfado en nuestro país y cruza el charco. Allí se va a encontrar con la estrella estadounidense María Callas. Es la primera vez que Berganza actúa en Nueva York.

 

Teresa encarga a una modista madrileña un traje que ha visto de Channel. Encarga una copia de este diseño de la marca exclusiva francesa. Al llegar a Nueva York con su Channel falso se percata de que María Callas tiene el mismo vestido pero el original de la marca. Aquella anécdota hace que las dos mujeres y estrellas se hagan amigas. Callas tiene 10 años más que la española. Una nace en Nueva York en 1923 y la otra en en la capital española en 1933.

Durante años ambas mantienen un estrecha relación. Las cartas entre ellas son habituales. Berganza siempre "arrastró" una gran pena en relación a su amiga María. En los últimos años de Callas ya instalada en París, año 75 y 76, Teresa la llama con frecuencia. Nunca le descuelga el teléfono. En aquel momento, la mezzosoprano tiene la creencia de que su amiga tiene una vida social llena de días y noches. No le da importancia a que no le responda a sus llamadas.

La visita que Teresa Berganza se arrepintió toda la vida de no haber hecho

En 1977 fallece la americana. La encuentran muerta en su apartamento parisino. La teoría del suicidio siempre estuvo presente. Teresa Berganza conmocionada cuenta a un gran amigo de ESdiario que se arrepintió toda la vida de no haber ido a París a verla. Berganza pensaba que era feliz su amiga. Y su amiga atravesó una depresión durante dos años que la llevó a la muerte. Hoy, allá donde estén, se habrán podido contar lo que callaron durante esos dos años de silencio. Y depresión.