| 01 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Begoña Sierra, en el centro, junto a Lydia Lozano, Kiko Hernández, Kiko Matamoros y Rosa Benito en una imagen de archivo.
Begoña Sierra, en el centro, junto a Lydia Lozano, Kiko Hernández, Kiko Matamoros y Rosa Benito en una imagen de archivo.

Begoña Sierra: El último adiós a una feminista “de verdad”

Día triste pero emotivo y especial en el funeral por la mujer que se convirtió en la número 1 en un "mundo de hombres". Hasta Terelu Campos y Edmundo Arrocet coincidieron. No era para menos.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

Lunes. 19 horas. Madrid. Basílica Hispanoamericana de la Merced. Amigos, compañeros, periodistas y el equipo del Bingo Las Vegas se reúnen en la misa funeral en memoria de la empresaria Begoña Sierra, fallecida hace una semana tras una larga enfermedad. Begoña está en el recuerdo de todos y especialmente de sus trabajadores quien conocen que el hueco que deja es inmenso y el cariño será insustituible. Empiezan a aprender a vivir sin ella.

En primera fila de la Basílica, su hijo Alexander y su marido Ernesto Albor. Sus caras son testigos del aprendizaje que empiezan a hacer para poder vivir una nueva vida sin su pilar fundamental. A su lado, el colaborador Kiko Hernández, quien es uno más de la familia. No es amigo. La relación de Hernández y Sierra se remonta 20 años atrás. Mucho vivido entre el comentarista y la empresaria. Junto a Kiko se halla Nacho González el jefe de la sala Bingo Las Vegas, un hombre hecho a sombra y semejanza de su jefa Begoña. El talante profesional se lo ha dejado impregnado.

Terelu Campos ha querido estar cerca de la familia esta tarde de lunes. La mayor de las Campos guarda un gran recuerdo de Begoña Sierra. Minutos antes de su llegada, aparece Edmundo Arrocet. No coinciden. Terelu ni quiere ni lo desea.

Arrocet acude junto a Tony Antonio. Begoña Sierra ha ayudado al mundo del actor en muchas ocasiones. Más de lo que nadie se cree. Ha quitado hasta hambre. Y en silencio. Sin publicidad. Momento emotivo ha sido el protagonizado por Pitingo. El artista ha cantado el Ave María. Momento de recuerdo tras la comunión.



Ha sido una misa funeral y un homenaje a la figura de Begoña Sierra. Cristina, un compañera desde el año 1996 ha recordado el papel que jugó en su comienzos en un mundo de hombres. El del juego. Cristina ha reconocido que Begoña fue una verdadera feminista cuando era difícil serlo. Lejos de las de ahora. Nunca utilizó ninguna bandera. Lo suyo fue trabajar. Así lo ha querido recordar. "En la vida se consiguen las cosas por enchufe o perseverancia", ha recordado Cristina uno de los primeros consejos que le dio Begoña cuando se conocieron.

Begoña Sierra llegó a ser la número 1 en "un mundo de hombres"

Sierra lo logró "sin camisetas propagandísticas ni plataformas políticas". Llegó a ser la número 1. Un mundo de "machos" según algunas. Ella fue la mejor en lo suyo. Los hombres se rindieron a sus pies. Lejos del feminismo de nuevas ministras, nuevas socialistas y nuevas presentadoras. Begoña lo hizo todo sin necesidad de pancartas. Otra forma de aterrizar en puerto sin necesidad de aparentar.

Todo el personal del Bingo Las Vegas este lunes estaba en la Basílica. Y quien no ha estado es porque tocaba trabajar en el Templo de Begoña, porque se va a respetar el lema de Sierra, "Pase lo que pase, el espectáculo continúa", recuerda una emocionada Rosa Valenty en la puerta de la Iglesia.