| 15 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Luis Lorenzo y Arancha Palomino.
Luis Lorenzo y Arancha Palomino.

Una experta da un vuelco radical al caso de Luis Lorenzo y Arancha Palomino

La muerte de la anciana y la acusación de presunto envenenamiento para cobrar la herencia ha dado un giro impresionante después de que una toxicóloga haya mostrado sus conclusiones.

| Redacción Chismógrafo

En cuanto salió a la palestra pública se convirtió en uno de los asuntos prioritarios para los programas tanto de actualidad como del corazón. El actorLuis Lorenzo y su mujer, Arancha Palomino, estaban acusados de haber envenenado presuntamente a la tía de ella para cobrar la herencia.

Desde entonces se ha dicho un poco de todo, ha trascendido todo tipo de documentos y audios y los protagonistas ha protagonizado titulares incluso por su pasado. 

Ahora el caso puede dar un vuelco radical después de que la jefa del Servicio Químico de Toxicología haya publicado unos resultados que contraponen los anteriormente vistos sobre las sustancias halladas en el cuerpo de la tía Isabel.

La tía de Luis Lorenzo y Arancha Palomino podría haber muerto por "causas naturales"

Según El Programa de Ana Rosa, esta experta en toxicología relata que la anciana "podría haber muerto por causas naturales". En relación con los metales pesados encontrados en el cuerpo de la víctima, señala que "en algunos casos tras el deceso se puede llevar a cabo una redistribución natural, que pasarían del hígado al flujo sanguíneo".

Estos hechos pueden darse debido a "múltiples factores como el ambiental o por hábitos vitales y no se dan siempre". Teoría que se sustenta en estudios que se han llevado a cabo en Estados Unidos y China.

En cuanto al envenenamiento la jefa del Servicio Químico de Toxicología declara que "la mujer tendría que haber ingerido cantidades ingentes de este metal pesado ya que el cuerpo solo es capaz de soportar un 5%".

Asimismo, recalca que "no había restos en el estómago, vías aéreas ni había rastro de ninguna inyección". Y concluye explicando que "las cantidades del resto de medicamentos que había en el cuerpo son terapéuticas".