| 07 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Si antes tenía tirón, no digamos ahora; Tamara Falcó eclipsó a todos los demás.
Si antes tenía tirón, no digamos ahora; Tamara Falcó eclipsó a todos los demás.

La "traición" de Tamara Falcó a Pablo Motos en Sálvame "castiga" a Telecinco

Histórico. Nadie se podía esperar que en pleno vendaval cogiera el toro por los cuernos y diera la cara en el programa que más la estaba criticando en lugar de El Hormiguero donde trabaja.

| Candela Alba Chismógrafo

Ni una de las mejores series de Netflix tiene una trama como la que están protagonizando en los últimos días Tamara Falcó e Íñigo Onieva en torno a su relación y ruptura. El cúlmen lo protagonizó la hija de Isabel Preysler este mismo martes llamando en directo desde el coche de su madre a Sálvame, el programa que más la ha criticado y más bombas sobre las infidelidades de su exprometido ha sacado a la luz.

Su conversación telefónica en directo con Jorge Javier Vázquez (que tuvo que tragarse sus palabras y quitarse el sombrero ante Tamara por su gestión de la crisis) ya es historia de la televisión como así coincidieron los primeros analistas mediáticos en redes sociales; los más malévolos, eso sí, hicieron notar con no poca retranca que Falcó "traicionó" a Pablo Motos por no romper su silencio en El Hormiguero en el que trabaja y hacerlo en la "competencia" y encima para darle las "gracias" por una "investigación" que "ni el Cesid".

 

Claro que sería por la sorpresa o la improvisación pero este martes Sálvame Naranja (donde se produjo la llamada de marras) bajó sus cifras en los audímetros para Telecinco respecto al día anterior y perdió espectadores descendiendo hasta los 1.189.000 mientras El Hormiguero bajó las suyas con la visita de Jamie Lee Curtis (13.1% y 1.960.000).

Pero la historia dista mucho de haber terminado... Aunque Tamara Falcó dejó claro en su reaparición pública que una segunda oportunidad es imposible tras descubrir que le había sido desleal, parece que Íñigo Onieva no lo tiene tan claro.

 Animada y con una gran sonrisa que le hizo ganarse el aplauso unánime de las decenas de medios de comunicación que aguardaban impacientes su llegada al Teatro Real para amadrinar el aniversario de Kronos Home, la marquesa de Griñón ha hablado largo y tendido de su ruptura y, con una sinceridad admirable, reconoció que confió en su ex hasta que las evidencias fueron "aplastantes". "Decidí apostar por mi exnovio hasta el final, hasta que vi que era verdad", confesó.

"El Íñigo con el que yo me prometí no tiene nada que ver con ese. La verdad es que nosotros, es difícil de creer y aunque él se dedicaba a la noche y a los viajes, yo creo que una relación tiene que darte una libertad. La base es la confianza. Sí, a él le gustaban hacer esas cosas y no había problema. Pero claro, con unos límites. Yo no sabía que estaba abusando de mi confianza", apuntó dolida.

Sin embargo, y a pesar de que todavía está "en shock" por lo sucedido, Tamara se siente "agradecida" a Dios porque está segura de que si esto ha pasado ahora "es por algo". "Si todas estas noticias hubieran salido estando casada o peor, con familia, ya es que habría sido terrible", admitió.

Tamara Falcó no volvería con Íñigo Onieva por nada del mundo, pero él no lo tiene tan claro

Unas declaraciones con las que cierra completamente la puerta a Onieva que sin embargo, y como apunta Informalia, está "convencido de que cuando pase este ciclón las cosas volverán a su cauce" y Tamara volverá a su lado.

Fuentes cercanas al empresario aseguran que está "destrozado" y "no deja de llorar" por haber perdido a la mujer de su vida, pero confía en que la socialité le de una nueva oportunidad y le perdone este "desliz" que mantiene que no volverá a cometer.

Muy arrepentido de su infidelidad, Íñigo sigue en la casa que compartía con Tamara en el centro de Madrid y, a pesar de que su ya exnovia le ha pedido que se vaya y se lleve todas sus cosas, él se resiste, quizás esperanzado con la posibilidad de verse y convencerla para que le de una segunda oportunidad.