| 25 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Alessandro está enfadado con el mundo del corazón
Alessandro está enfadado con el mundo del corazón

Al descubierto la estrategia de Alessandro Lequio para evitar a los fotógrafos

No quiere que le persigan ahora que su nombre está ligado, de nuevo, a la polémica. Sus líos con Olvido Hormigos y el nacimiento de su hija, Ginevra, le han convertido en uno de los buscados

| Redacción Chismógrafo

Alessandro Lequio está que trina. No aguanta, ni un solo día más, ser carne de cañón. Y es que desde que a María Patiño se le escurriera su nombre en pleno Sálvame y diera cierta credibilidad al testimonio de Olvido, es evidente que la tranquilidad que ha vivido en los últimos años se ha tornado una agitación poco habitual. Es extraño que no haya semana en la que su nombre aparezca salpicado en alguna polémica. Ya sea por ser protagonista involuntario o por azuzar, conscientemente, una polémica que a todos interesa.

Por eso insisten a que el Conde ha decidido que no quiere enrolarse en más conflictos mediáticos. Nos cuentan que es la petición que ha trasladado a los responsables de El Programa de Ana Rosa que han visto como, en pleno directo, Alessandro arremetía contra el espacio. Está por ver si le dejan salirse con la suya o, por contra, tendrá que seguir dando habida cuenta de su supuesto lío de faldas con Olvido Hormigos.

Pero la batalla por mantenerse alejada de los focos enemigos le ha llevado a cometer varias torpezas que los medios no perdonan. Abandonar, con premeditada nocturnidad, el hospital en el que había dado a luz su mujer María Palacios ha creado un mal ambiente insólito. También que, consciente de que la legislación vigente, intente que las cámaras le capten mientras fuma un cigarrillo. Sabe que pone difícil la emisión de las imágenes y que, de alguna manera, desfavorece el trabajo de los reporteros.