| 30 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Victoria Federica.
Victoria Federica.

El penúltimo disgusto que Victoria Federica ha dado a la Infanta Elena y su ex

Mal que les pese, los padres de Vic tendrán que empezar a asumir que los tiempos cambian, que las redes sociales forman ya parte de nuestras vidas y que han llegado para quedarse.

| Mabel Redondo Chismógrafo

 

 

A Victoria Federica no hay quien la frene. En los últimos años ha pasado de ser una adolescente discreta e incluso tímida a ser una joven a la que no le importa el “que dirán”, porque sigue al pie de la letra vivir el momento, o lo que viene a ser lo mismo, vivir la vida sin ataduras ni velos que disfracen sus impulsos y sus deseos.

Diez Minutos publica unas fotos en portada en las que se puede ver a la hija de la Infanta Elena con Jorge Bárcenas comiéndose a besos. Las instantáneas se hicieron en el aeropuerto de Adolfo Suárez en Madrid Barajas, cuando Victoria Federica acudió a despedir a su novio que viajaba por trabajo.



Unas fotografías que reflejan lo enamorados que están porque las miradas, las caricias y los abrazos interminables de despedida son fruto de la complicidad que existe entre ellos y que salta a la vista. Vic actuó con la naturalidad de cualquier joven enamorada, ajena a las miradas de los pasajeros que reconocieron a la nieta del Rey Emérito Juan Carlos I.

Lo que no está tan claro es como les habrá sentado a la Infanta Elena y a Jaime de Marichalar que salgan a la luz estas fotos. Trasciende que los padres de Victoria Federica no terminan de aprobar la relación de su hija con el dj ya que su oficio va muy ligado al ocio nocturno, temen que tanta fiesta la despiste en los estudios.



Vic y “Barce”, que así le llaman en el gremio, se conocieron este verano en la gala de Starlite que se celebra cada año en Marbella. Él trabajaba allí como dj, les presentaron amigos comunes y la atracción fue prácticamente inmediata porque desde entonces no se han separado. Comparten la pasión por la música, las fiestas y el ejercicio físico, porque también les hemos podido ver salir del gimnasio abrazados y pasear por las calles de Madrid como una pareja más.

Tampoco ha faltado la escapada romántica de fin de semana a Roma que hicieron el pasado mes de diciembre y del que dieron buena cuenta en su perfil de Instagram.

De hecho Vic ha dado un giro también en sus redes sociales en las que publica fotografías y videos con amigos y amigas en fiestas, una sobreexposición social que a la Infanta Elena y a Jaime de Marichalar no les hace ninguna gracia.

Ellos son partidarios de no exhibir ni mostrar detalles de la vida personal y preferirían que su hija guardase una mayor discreción. A pesar de todo, los padres de Vic tendrán que asumir que los tiempos cambian y que las redes sociales forman ya parte de nuestras vidas y que han llegado para quedarse.

 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 

Todo un placer!! @dondiablo ❤️

Una publicación compartida de BARCE (@jorgebarcenas_) el