22 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Jorge Cadaval, en el Deluxe

El doloroso motivo por el que Jorge Cadaval renunció a su deseo de tener hijos

Amante de la familia y de los niños, el humorista sevillano ha desvelado la razón de peso por la que decidió no buscar descendencia junto a su pareja, el norteamericano Ken Appledorn.

| ESchismógrafo Chismógrafo

Por primera vez en doce años Los Morancos acudieron al plató de 'Sábado Deluxe'. Y la visita mereció la pena, pues la pareja sevillana no solo gastó una buena ración del humor que le caracteriza, sino que desveló íntimos detalles de su vida personal, como la muerte de su hermano o la enfermedad de su madre, entre otros.

Por ejemplo, Jorge Cadaval habló de su amigo Jesús Vázquez al que ha quiso agradecer sus palabras sobre el Caso Arny en su paso por 'Mi casa es la tuya', el programa de Bertín Osborne. Sin querer ahondar en un asunto tan hiriente y que que marcó su vida, solo dijo: "Nunca se restituyó el daño que nos hicieron". Su hermano César fue aún más claro y cortante: "Lo tenemos más que superado".

 

Los Cadaval siempre han formado una familia muy unida: "Tengo 14 sobrinos a los que adoro", proclamó orgulloso Jorge cuando le preguntó María Patiño la razón por la que no ha tenido hijos junto a su marido Ken Appledorn. "La cosa ha estado ahí", respondió, pero luego se sinceró alegando el motivo doloroso y emotivo por el que renunció a ser padre.

"Cuando quise tener un hijo me dediqué a estar con mi madre, que estuvo fastidiada 12 años. En esos 12 años se murió un hermano. Estar con mi madre era más importante que tener un hijo", confesó. Jorge, muy enamorado de su marido, aprovechó para agradecerle su comprensión: "Mi pareja estuvo por encima de la situación sin pedirme nada".

Jorge Cadaval aseveró que la vida le ha enseñado que lo más importante es tener cerca a su familia y la gente que merece la pena de verdad. "Tengo una vida absolutamente feliz", sentenció.