| 05 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Bibiana Fernández, muy triste por haberse perdido la fiesta de Unicorn.
Bibiana Fernández, muy triste por haberse perdido la fiesta de Unicorn.

La razón por la que Bibiana Fernández se perdió la fiesta de la que todos hablan

Para una fiesta a la que merecía la pena ir y se la perdió... Normal que la actriz y cantante haya hecho todo lo posible por "demostrar su inocencia" delante de sus compañeros de trabajo.

| Maribel Fernández Chismógrafo

La fiesta de Navidad del siglo y ella no estaba por allí. Normal que este viernes cuando Bibiana Fernández volvió al plató de El programa de Ana Rosa arrancara su intervención pidiendo la palabra a Joaquín Prat para explicar el motivo por el que no estuvo en el evento de Unicorn. Más que nada para hacer una petición de cara al año que viene.

"Tengo que decir una cosa, perdóname que lo diga. Yo no estaba invitada porque hubo una confusión, la otra vez no fui porque tuve covid....", comenzó excusando su ausencia en la fiesta de la que todo el mundo habla y de la todo el mundo tiene algo que decir.

La actriz comentó en tono de broma sobre el escándalo de Jorge Pérez y Alba Carrillo que "es un drama porque habría visto algo, aunque a esas horas ya voy...".

Bibiana Fernández y las "pruebas del delito"

Más seria quiso demostrar por qué no estuvo: "Un plano corto de mi teléfono, para que se vean bien los WhatsApp, correos y lo que sea. Tengo 8.800 sin leer y 1.061 llamadas perdidas".

Sus compañeros de productora lo tuvieron claro: "Pues en esos 8.000 correos estará la invitación" y ella confirmó:  "Claro, en uno de esos estará, estaría invitada por email. Sabes lo que pasa, que antes te invitaban con una tarjeta, pero como ahora no hay papel ni para liarte un cigarro, pues... el año que viene que me envíen un lo que sea, ¡o hasta un cartón!", exclamó Fernández resignada: "¡Encima es la única fiesta a la que merecía la pena ir!".