16 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Rocío Flores.

Rocío Flores no puede más y se rompe fuera de cámaras: "Está totalmente abatida"

El reportaje de Telecinco ha supuesto una bomba para todo el país y está provocando algunos efectos colaterales en los protagonistas indirectos de toda esta terrible y dramática historia.

| M.F. Chismógrafo

Desde que Rocío Carrasco habló sin paños calientes en las dos primeras entregas de su reportaje para Telecinco la que era su familia, y sobre todo sus hijos, están sometidos a una presión mediática que parece que está empezando a pasar factura a más de uno.

Si este martes José Ortega Cano estalló ante los medios después de que Carrasco insinuara que el matrimonio de su madre, Rocío Jurado, con el torero fue un error poco después le tocó el turno de romperse a su propia hija, Rocío Flores.

Ortega Cano, muy enfadado, quiso dejar clara una cosa: "Yo quiero decirles nada más que al hablar sobre mi exmujer, Rocío Jurado, estaba enamoradísima de mí y yo de ella. Y fuimos muy felices y no me parece justo que se hable lo contrario por los medios".

Por su parte, Rocío Flores ya dijo en redes sociales que intentó intervenir en directo el domingo para "tender puentes" con su madre pero no se consideró oportuno que lo hiciera y posteriormente ha mantenido un estricto silencio en los medios.

Rocío Flores quiso entrar en Telecinco para hablar de su madre y no la dejaron from ESdiarioTV on Vimeo.

Sin embargo, Sálvame ha seguido sus pasos para lograr su reacción al testimonio de su madre y con el paso de las horas las cámaras iban captando que estaba más y más afectada y se le notaba, a pesar de sus escasas palabras y de la mascarilla con la que se tapaba la cara.

Sergi Ferré contó que hizo un seguimiento exhaustivo de Flores y la notaba "completamente abatida": "El primer día aguantó más el tipo, pero este martes tenía peor cara, lo está pasando mal".

Fuera de cámaras, Sergi le aconsejaba que se parara, explicara cómo se encuentra para así rebajar la tensión mediática y así fue: "Nos ha atendido una última vez mucho más parada, le hemos podido preguntar más cosas".

Sin embargo, fuera de cámaras se mostró más vulnerable: "Le he dado las gracias, se ha roto, ha arrancado el coche y casi se pone a llorar".