| 31 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Vicky Larraz y Marta Sánchez
Vicky Larraz y Marta Sánchez

Marta Sánchez y Vicky Larraz se reencuentran tras 30 años de enemistad

Tras años de tirantez, Vicky Larraz y Marta Sánchez entierran el hacha de guerra sentándose juntas en 'Déjate querer'.

| ESdiario Chismógrafo

‘Déjate querer’ ha sido testigo de un reencuentro de lo más esperado entre Vicky Larraz y Marta Sánchez tras más de treinta años de enemistad, supuestos vetos y situaciones algo desagradables. Es Vicky quien da el paso de enterrar el hacha de guerra con la artista dándole un mensaje y sorprendiéndola, pues confiesa que entre ellas ha habido siempre “tirantez y sentimiento de rechazo”.

Marta Sánchez pisaba el plató sin saber lo que iba a vivir en el programa de Toñi Moreno. Tras charlar un rato con la presentadora y hacer balance de su trayectoria profesional y personal, llegaba el momento de Marta descubriera qué tenía el programa preparado para ella. Así ha sido el reencuentro entre Marta Sánchez y Vicky Larraz.

 

Nada más verse a través del muro de ‘Déjate querer’, Vicky Larraz toma la palabra: “Hay titulares que siempre nos han perseguido, realmente éramos dos extrañas unidas por una circunstancia. Cuando te dije que te necesitaba apostaste por mí porque, aunque era para ti una extraña, apostaste por mí. Eso para mi fue un antes y un después”.

El propósito de Vicky era claro, decirle a Marta que está para lo que necesite. “Ya sabes lo que pienso de las confrontaciones inventadas, las detesto. Yo nunca hablé mal de ti, no te conocía. A ti se te escapó en alguna entrevista que me tenías algo de manía, pero nunca te lo tuve en cuenta”, respondió Marta Sánchez.

Y es que Vicky lo ha reconocido, tuvo ciertos celos de Marta. Para sellar este histórico encuentro, Marta Sánchez y Vicky Larranz entonaron juntas ‘No controles’, la canción que hizo famosa a Larraz.