05 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Belén Esteban.

Estas son las preguntas que el juez hará a Belén Esteban sobre Rocío Carrasco

Sabemos exáctamente de qué acusa la hija de Rocío Jurado tanto a la princesa del pueblo como a la mujer de Antonio David Flores. Preguntas comprometidas que darán luz a un asunto truculento.

| Isabel Rábago Chismógrafo

 

 

Esta semana El Programa de Ana Rosa contaba que Rocío Carrasco había demandado a Olga Moreno, mujer de Antonio David Flores y a Belén Esteban, por un delito de descubrimiento y de revelación de secretos. Un titular impactante y sorprendente sobre el que apenas se han aportado más datos.

Circunstancia que nos lleva a pensar que ha sido una de las partes, la interesada en que este nuevo episodio jurídico comience a circular ya por los platós de televisión. He de decir que la parte demandante no quiere aclarar nada al respecto. Continúa con su política de guardar silencio hasta que los tribunales se pronuncien. Por su parte, Antonio David cómo colaborador de Sálvame que es, imaginamos que dará las explicaciones oportunas en su próxima aparición televisiva. Por lo tanto, deberemos de esperar para escuchar su versión de los hechos. Pero vayamos más allá. 

Según los datos aportados y para entender el fondo del asunto, nos tendríamos que remontar al 17 de octubre de 2019. Ese día, en el programa Sálvame, Belén Esteban desveló que “Rocío Carrasco debe a la Comunidad de Madrid, a Hacienda, 1.005.000 euros”. Una información que disparó todas las alarmas en el domicilio de la Carrasco al ver como se hacía público el contenido de una carta que Hacienda habría mandado a la residencia de Antonio David Flores, por entonces concursante de Gran Hermano VIP. Y es que en ese momento, la Carrasco y Antonio David estaban en plena batalla judicial por el impago de unas pensiones y la reclamación de dicha cantidad. 

 
Pero Esteban no se quedó simplemente en el titular de que Carrasco debía más de un millón a Hacienda, sino que aportó más datos sobre el contenido de esa misiva, al reproducir que: “Si Antonio David Flores le debiera alguna cantidad a Rocío Flores se la tiene que pagar a Hacienda, no a ella porque antes de cobrar ella, tiene que cobrar Hacienda”. Esa afirmación y otras que ocurrieron a lo largo del programa, podrían haber sido suficientes para que la querella haya sido finalmente admitida a trámite. 

Pero ¿de qué se acusa a Belén Esteban y a la mujer de Antonio David? Nuestro Código Penal advierte que incurrirá en un delito de descubrimientos y de revelación de secretos “el que, para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, se apodere de sus papeles, cartas, mensajes de correo electrónico o cualesquiera otros documentos o efectos personales, intercepte sus telecomunicaciones o utilice artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación, será castigado con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses”.

De igual manera recuerda que “las mismas penas se impondrán al que, sin estar autorizado, se apodere, utilice o modifique, en perjuicio de tercero, datos reservados de carácter personal o familiar…”.

Y esta sería la base jurídica que habría utilizado Rocío Carrasco en la querella presentada contra la mujer de su ex y la colaboradora de Sálvame, Belén Esteban, la vulneración de un delito al honor intimidad y propia imagen. 

La querella habría sido ya presentada en los juzgados de instrucción competente hace ya varios meses, por lo que las partes implicadas ya habrían sido debidamente informadas de su posición dentro del procedimiento. Por lo que el siguiente paso, es que el juez competente llame en las próximas semanas a las imputadas para contestar en sala a las cuestiones fundamentales que aclararían si realmente se ha producido tal delito.

La base jurídica que habría usado Rocío Carrasco en la querella presentada contra la mujer de su ex y Belén Esteban sería la vulneración de un delito al honor, intimidad y propia imagen

Es decir, que en sede judicial, el juez sí entraría en el fondo del asunto. Para ello, las citadas deberán explicar: Quién abrió la carta de Hacienda. Cómo recibió esa información Belén Esteban. Con qué intención fue desvelada esa información. Y si se utilizó esa información privada en contra de Rocío Carrasco en los platós de televisión. Preguntas comprometidas que darán luz a un asunto truculento sobre el que la Justicia deberá pronunciarse en las próximas semanas. Por lo que ya anunciamos el desfile de caras conocidas en los juzgados competentes que será la noticia por contar en las próximas semanas. 

No se sabe en qué quedará el asunto, ni lo que dirá el juez competente de instrucción, pero de elevarse a la Audiencia Provincial por alguna de las partes, lo cierto es que, en estos asuntos de descubrimientos y revelación de secretos, los magistrados suelen ser muy duros en sus exposiciones y argumentaciones respecto a las personas que incurren en dicho delito, dando la razón a los demandantes, en la mayoría de los casos.  Pero esa intrahistoria la contaremos a su debido tiempo. Seguiremos informando.