| 03 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Carmen Borrego y Carmen Alcayde tuvieron sus más y sus menos.
Carmen Borrego y Carmen Alcayde tuvieron sus más y sus menos.

Chispas entre Borrego y Alcayde: protocolo de abandono al grito de no te aguanto

Las dos "Carmenes" de la plantilla de "Sálvame" protagonizaron tremenda enganchada que solo pudo calmar por el momento Jorge Javier Vázquez compartiendo una palmera de chocolate.

| Maribel Fernández Chismógrafo

Si alguien pensaba que la polémica de la boda del hijo de Carmen Borrego había llegado a su fin, es que no conoce bien los tiempos y el funcionamiento de Sálvame, que sigue estirando el chicle muchos días después.

Este martes, Carmen Borrego seguía intentando explicar la relación que mantiene con su consuegra, tras sus últimas declaraciones para Socialité... y se terminó liando entre dos compañeras de programa.

Todo porque en ese momento Carmen Alcayde interrumpió a la colaboradora y ella estalló: "Me dejas que acabe y a lo mejor te lo puedo explicar antes de que me metas el dedo en el ojo, me estoy cansando".

Carmen Alcayde y Carmen Borrego se "enganchan" en el plató de Sálvame

Alcayde no se quedó callada "yo también puedo hablar" y la hija de María Teresa Campos abandonó una vez más el plató del programa muy indignada: "Habla tú, que lo sabes todo, lo siento, pero no te aguanto".

Cuando la periodista intentó hacer las paces, Borrego insistió en que "no dejas hablar nunca, tendré que contestar yo que lo sé, no tú que no tienes ni puñetera idea".

Por si no hubiera tenido suficiente, todavía se tuvo que enfrentar a nuevo momento incómodo cuando Jorge Javier Vázquez contó cómo durante sus vacaciones comió espaguetis con tomate y se quejó de la comida para que la invitaran a comer. Sin embargo, Borrego explicó que eso no fue exactamente así, simplemente picaban mucho y le ofrecieron otra comida.

Pero la broma sobre los espaguetis fue la gota que colma el vaso y ella empezó a ponerse "calentita. Yo tengo mucha guasa, pero cuando dejo de tener guasa la dejo de tener, a mí nadie me va a tachar de que yo he pedido que me inviten. Me están tocando las narices esta tarde mucho. Yo no soy el pim pam pum de toda esta gente, así que a seguir vosotros, yo me voy a tomar el aire".

Finalmente, Jorge Javier consiguió sacarle una sonrisa compartiendo un trocito de palmera de chocolate.