08 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Los próximos pasos de Kiko Rivera prometen dar mucho que hablar.

El "poder de ruina" de Kiko Rivera: la carta en la manga que puede usar ahora

Mucho más delgada, pero ni aislada, ni derrotada Isabel Pantoja sigue adelante y ha desoído ese ultimátum que su hijo verbalizó en su última ofensa televisiva contra su madre. Vienen curvas.

| Isabel Rábago Chismógrafo

 

 

Se acabó la cuenta atrás que Kiko Rivera dio a su madre. Se acabó el plazo público con el que el hijo de Isabel Pantoja pretendía que la cantante le diera una explicación. Kiko fue claro frente a las cámaras del Deluxe “o reaccionas o tiro para adelante”. Lo que no sabemos es hacia dónde pretende ir o hasta dónde pretende llegar el hijo de Paquirri. El plazo era de 24 horas. Aunque no sabemos si el tiempo se iniciaba en día hábil o la cuenta atrás comenzó el día festivo. Un dato relevante que nadie le preguntó y el hijo de la Pantoja no sabemos si hubiera sabido contestar.

Kiko quería que su reto llegara a Cantora y lo consiguió. Su tío, su madre y todos los allegados a la familia Pantoja son conocedores del perfil descarnado que hizo Kiko Rivera de todo el clan. Isabel sabe, conoce e intenta digerir las palabras de un hijo al que dice ya no siente suyo. Ella es clara en su mensaje “ese no es mi hijo. Ese no es mi familia”. Y es que la Pantoja no puede, ni piensa olvidar la afrenta pública de su pequeño del alma. Mucho más delgada, pero ni aislada, ni derrotada la Pantoja sigue adelante y ha desoído ese ultimátum que su hijo verbalizó en su última ofensa televisiva contra su madre.

Desde Cantora, ya se advierte de que “Isabel no piensa mover ni un solo dedo” ante las exhortaciones mediáticas de su hijo. Ella, que no vive ajena a los ataques de Kiko, cuentan que le dolieron, le duelen las declaraciones referidas a su madre, a su hermano y en especial los últimos episodios que han salpicado de lleno a su hija, Isa Pantoja. Los damnificados cada vez son más en esta truculenta historia y desde la casa más vigilada de España se preguntan si Kiko Rivera realmente quiere una respuesta, una solución o prefiere seguir viviendo en el conflicto. Un conflicto que le renta en sus cuentas bancarias muchos ceros.



No sabemos cuáles van a ser los pasos de Kiko ahora. No sabemos si piensa materializar su advertencia de pedir cuentas legales del uso que se ha hecho durante estos años de ese “poder de ruina” que Kiko dice desconocer y no recordar el día, ni el lugar dónde lo firmó. Kiko exige estar al corriente de qué se ha firmado en su nombre a lo largo de estos años. Quiere conocer a que está obligado hoy en día y sobre todo si hubo abuso de poder por parte del apoderado, se supone que su tío Agustín. Algo que sólo podría responder una sentencia si finalmente se solicita que sea la justicia la que ejerza el control posterior de ese poder. Una carta que bien podría utilizar Kiko si realmente quiere respuestas.



Los que están cerca de Isabel aseguran que no teme a las preguntas de su hijo. Aseguran que no está preparando las respuestas verbales o judiciales que Kiko le reclama referidas a la herencia de su padre. En su haber estaría Cantora, la finca que a pesar de todos sus problemas judiciales y con el fisco, la cantante ha conseguido retener contra viento y marea. Y esa es su victoria. Otra cosa es que Kiko pida explicaciones a su tío Agustín porque en ese caso, el “tito” sí piensa plantar batalla judicial. O eso al menos es lo que nos aseguran. Seguiremos informando.