| 05 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

La angustiosa duda que da otro motivo de sufrimiento a Iñaki Urdangarín

Todo parecía ir bien para el yerno del Rey, que lleva dos meses haciendo labores de voluntariado. Pero se enfrenta ahora a una encrucijada y no las tiene todas consigo.

| ESchismógrafo Chismógrafo

Parecía que el horizonte se despejaba para Iñaki Urdangarín, que desde hace dos meses hace labores de voluntariado fuera de la cárcel. Pero existe incertidumbre sobre una decisión que habrá de tomarse sobre su futuro cercano y, lógicamente, el yerno de Rey lo está sufriendo.

Y es que solo quedan unos días para que se cumpla la cuarta parte de su condena por su implicación en el caso Nóos. Concretamente, será el 28 de noviembre cuando el esposo de la infanta Cristina haya cumplido uno de los muchos requisitos para solicitar su primer permiso penitenciario. La libertad parece estar más cerca para él. O no.

Y es que la pasada semana Urdangarin fue preguntado a la salida de Don Orione, donde ejerce de voluntario, y sus palabras resultaron de lo más enigmáticas. “No lo sé”, respondió en el momento que le preguntaron sobre si saldrá para Navidad. Unas palabras que dejan en el aire su porvenir más cercano.

 

Se ignora aún la respuesta oficial a esta cuestión, aunque en las últimas semanas se ha discutido sobre ello en sedes judiciales. Y es que Urdangarin desde la fecha anteriormente nombrada podría disfrutar de 36 días de permiso al año, aunque no podrá salir del país ni disfrutar de más de siete días seguidos.

Además, el exduque de Palma no puede tener mala conducta en el centro penitenciario y debe tener el informe preceptivo del Equipo Técnico. Por otro lado, debe no ser probable el quebrantamiento de condena, además de otros muchos puntos.

Una Navidad diferente

De cumplirse todo lo hasta ahora enumerado, Urdangarin podría disfrutar de la Navidad junto a los suyos. Una Navidad completamente diferente a la pasada y ante la que seguramente se mostraría muy ilusionado.No solo cambiaría su enclave en el caso de poder abandonar la cárcel, sino también su compañía. Y es que, de poder dar ese paso, Iñaki podría estar junto a sus hijos, Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel Urdangarin e Irene Urdangarin, además con la infanta Cristina.

Desde el 19 de septiembre cumple como voluntario en la residencia Hogar Don Orione de Madrid, donde acude dos veces por semana. Esta ocupación le ha permitido pisar la calle y poder disfrutar de ciertos momentos de libertad.