| 21 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La nueva vida de Ágatha
La nueva vida de Ágatha

Donde las dan, las toman: el órdago de Ágatha Ruiz de la Prada a Pedro J.

La diseñadora ha empezado una nueva vida. Tras el duelo que toda ruptura conlleva, Ágatha es otra. Se ha hecho unos retoques y se ha puesto a dieta. Está impresionante. Sus hijos la apoyan

| ESchismógrafo Chismógrafo

Ágatha Ruiz de la Prada ha terminado el duelo que la separación de Pedro J. Ramírez le impuso. La diseñadora quedó destrozada al saber que el periodista la dejaba por otra. Es cierto que su relación era complicad, en el sentido de que se comunicaban poco. Bien es verdad que esto se achacaba al tiempo que ambos dedicaban a sus respectivas profesiones. En esto siempre han coincidido, son adictos al trabajo.

Lejos de quedarse anclada en el pasado, Ágatha se ha puesto las pilas y se ha renovado. La verdad es que luce guapísima y muy delgada. Se está cuidado mucho y eso se nota. Hay quien dice que ha encontrado a una persona que es la causante del brillo de sus ojos. Si esto es así, a buen seguro la diseñadora lo explica, pues no es mujer de guardar secretos.

En esta nueva etapa, Ágatha Ruiz de la Prada cuenta con el apoyo de sus hijos. Tanto Cósima como Tristán la están mimando y protegiendo. Especialmente dedicado a ella está Tristán. No sorprende, pues la diseñadora es una madraza. Ha sabido criar a sus hijos en un ambiente de libertad donde los lazos familiares son muy sólidos.

La diseñadora es una mujer sincera y directa. No falsea sus sentimientos. De hecho, en su primer encuentro con los medios tras anunciarse su separación, no dudó en reconocer que estaba hecha polvo porque era algo que no esperaba. Explicó también que había pasado unos días en casa de una amiga y que eso le vino muy bien.

Mientras tanto, Pedro J. mantiene un perfil bajo desde que blanqueara la relación sentimental con Cruz. La pareja vive en una espaciosa casa que el periodista adquirió para iniciar una nueva vida en común. No mantiene contacto con su ex ya que ella dijo que la separación discurriría por cauces civilizados pero que tras la misma no quedaría una amistad.