05 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Concha Velasco

Concha Velasco hace testamento sobre el escenario

La actriz continúa subiéndose a los escenarios y, en esta ocasión, lo hace al frente de "La habitación de María", un monólogo en el que se sincera con el público sobre dos mundos.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

Es una de las actrices más queridas de nuestro país. Así se lo demuestra el público del Teatro Reina Victoria en pleno corazón de Madrid cada tarde y noche a la cómica vallisoletana Concha Velasco. La habitación de María es un monólogo de hora y quince minutos donde la protagonista se sincera con su mundo y con lo que rodea al mundo de una estrella.

Concha se quita la pluma de vedette (Hello Dolly) para hablar con sinceridad de sus sentimientos y de lo que ha vivido y lo que le queda por vivir. Concha es oro puro en este legado que quiere dejar a sus espectadores. Velasco ha hablado para ESdiario y tiene muy claro cuáles son sus ilusiones para este 2012: "Que la vacuna sea efectiva y que se acabe la tristeza y estemos más alegres y más unidos". Son las palabras de la protagonista a punto de comenzar un nuevo año.

ESdiario ha asistido a la función esta Navidad y ha descubierto el legado que Concha Velasco quiere transmitir a su gente. Al bajarse el telón, el público aplaude sin cesar. Aplauden a la actriz, a la gran señora que ha cumplido 80 años y quiere seguir sobre los escenarios. Aplauden a una época -la de antes y la de ahora-. Aplauden al personaje. Y aplauden a un mujer que durante 65 años ha hecho eso, comunicar.

Concha pide silencio y se dirige al patio de butacas. Quiere dejar constancia que es su despedida de los escenarios y lo quiere hacer desde la cercanía. Pide perdón por quitarse la mascarilla. La función se hace sin mascarilla. Esa disculpa no tiene más que lo protocolario del pensamiento único sin pasar al campo del análisis.

Concha reconoce que sigue creyendo en Dios. Lo dice sin ambages a pesar de los tiempos que corren. Ella no es de pensamiento único. Nunca lo ha sido ni siquiera cuando no era frecuente que las actrices y actores de este país apoyasen a partidos políticos y ella lo hizo, y lo hizo con Felipe González. Creyó, lo hizo aunque posteriormente le pasase factura. Desde entonces y anteriormente, Concha es diferente y real. No al pensamiento único de nuevo. Y también sigue creyendo en la gente que paga por verla en el escenario. Públicos de todas las edades. Hasta tres generaciones. Abuelos, hijos y nietos.

Concha Velasco ha decidido "jubilarse" al cumplir los 81 años. En un silla de madera añeja durante todo el monólogo y recordado las vicisitudes de la vida. Los pros y los contras de ser un personaje famoso. No habla de ella pero como si lo fuera. La habituación de María es eso. Una sucesión testada de lo que la actriz ha querido a lo largo de toda su vida. Felicidades. En Madrid Concha levantará el telón y el aplauso hasta el próximo 26 de enero. A partir de ese momento recorrerá España durante dos años.