| 11 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Amador Mohedano
Amador Mohedano

Amador Mohedano se "sube al carro" y continúa la guerra contra Rocío Carrasco

El hermano de Rocío Jurado sigue con el enfrentamiento contra su sobrina y el marido de ésta. Una disputa familiar de la que Rosa Benito está harta ya que quiere que el pasado quede atrás.

| Isabel Rábago Chismógrafo

 

 

Amador Mohedano se encuentra en uno de sus mejores momentos. Sus últimas apariciones mediáticas le han convertido en uno de los personajes más reclamados. Todo lo que dice interesa: sus reflexiones, opiniones y sus dardos directos, copan horas y horas en todos los programas de Mediaset. Y lo cierto es que funciona, las cosas como son. Lo que dice Amador interesa a la audiencia y mucho. Y él parece estar muy cómodo en su nuevo papel. Sólo le falta decir eso de: "es mi momento". Como diría su exmujer, Rosa Benito.

El de Chipiona ha decidido "subirse al carro" de cuestionar públicamente a la hija de su hermana y la verdad parece que no le duele prenda alguna. Dice estar dispuesto a tirar de la manta y que no le importa ya nada. Le vale apuntar y señalar a Rocío Carrasco, que a la albacea, que a Terelu… hasta la mismísima Teresa Campos ha sido uno de sus objetivos, a pesar de que ninguna de ellas haya abierto la boca aún.

Ni tan siquiera la advertencia de que su entrevista en el Deluxe le va a acarrear algún que otro problema legal con su sobrina Rocío y con su esposo, Fidel Albiac, ha conseguido que el hermano de la "Más Grande" ponga freno en su verborrea televisada. Mohedano de hecho dice estar encantado de recibir esa demanda porque así "todos iríamos delante del juez a contar la verdad". Una nueva verdad que parece se haya aprendido cual guion 14 años más tarde. Porque anda que no hemos escuchado versiones distintas de la misma historia desde que muriera Rocío Jurado.

Amador Mohedano

Él, que es conocedor de las reglas de este juego, sabe que desde hace unas semanas con cada una de sus declaraciones "sube el pan" y por ello ve y escucha cada cosa que se dice de él. Que Amador habla por dinero es algo más que evidente, de todas formas, tampoco conozco a nadie que trabaje gratis y siempre he entendido que cuando un personaje habla de su vida o de vidas ajenas, es como un trabajo más.

Amador sabe que hablar de su sobrina, a ser posible mal, renta más que si calmaran las aguas. Lo que sí hay que reconocerle a Amador es que no siempre el dinero, es lo que le hace levantar el teléfono e intervenir en directo en un programa. En eso, es muy generoso. Cuando alguien dice algo que no le gusta, da la cara y habla claro.

Y es que Amador últimamente está muy pendiente de todo lo que se dice de él y los suyos. Pero no sólo el preocuparse por lo que decimos en los platós es lo que hace que Amador no se despegue del televisor. Existe una causa mayor que provoca que el hermano de la Jurado no se pierda ni un programa de Mediaset y esa causa tiene nombre propio: Rosa Benito.

Rosa Benito

Y es que Amador últimamente está muy juguetón con su exmujer y utiliza a sus compañeros de plató para hacer llegar a Rosa mensajes encriptados y canciones de amor. Sí, como lo oyen. Basta que Rosa esté en directo para que sus compañeros de Ya es mediodía, reciban mensajes en los que Amador ruega que le trasladen a Rosa "lo guapa que está". Y no sólo eso. Amador Mohedano envía audios tarareando canciones de amor para que esos mismos compañeros, se lo pongan al oído a la Benito y le recuerden: "que la quiero".

Nos dibuja claramente la intención de que Amador sería feliz si su mujer le diera una nueva oportunidad. Y, ¿qué hace Rosa Benito? Pues Rosa tiene sus días. Hay días en los que sonríe y otros en los que respira profundo y le cambia la cara. Ella quiere que esta guerra contra Rocío Carrasco se acabe, que se deje el pasado allí donde está. A Rosa no le gusta tener que hablar sobre temas que le duelen y que le traen a la cabeza recuerdos que quiere olvidar. Rosa hace tiempo que tiene su espacio y quiere desvincularse de guerras que le han causado mucho dolor y que le borran la sonrisa cada vez que estos temas se tratan en su programa.