| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Antonio David Flores sorprendió a la Junta de Accionistas de Mediaset.
Antonio David Flores sorprendió a la Junta de Accionistas de Mediaset.

La cara de la ministra socialista al ver a Antonio David Flores

Teniendo en cuenta que "su partido" se volcó todo lo que pudo y más con Rocío Carrasco cuando contó "su verdad para seguir viva" normal que su rostro fuera un poema cuando apareció.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 


Puede parecer imposible. No. Es posible. Y sucedió. Tuvo lugar el pasado miércoles en la Junta de Accionistas de Mediaset. El que un día fuera marido de Rocío Carrasco y padre de sus dos hijos se encontró cara a cara con la exministra socialista de Ciencia e Innovación del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Cristina Garmendia. Una cartera que ocupó en el período comprendido entre 2008 y 2011.

La cara de Garmendia fue un poema al percatarse que quien preguntaba era Antonio David Flores. El gran enemigo para algunas de su compañeras socialistas actuales y alguna ministra del gobierno de Pedro Sánchez como es el caso de la portadora de la cartera de Igualdad, Irene Montero. La exministra asiste a la Junta de Accionistas porque es una de las consejeras de Mediaset. De aquella cartera a esta actualidad. Puestos distintos. Situaciones diferentes. Un posible trampolín perfecto. Antonio David asiste a la Junta porque es accionista. Actualmente cuenta con 5 acciones.

Antonio David Flores interviene en la Junta de Accionistas de Mediaset

Es el turno del malagueño. Le dan la palabra. Antonio David Flores hace una exposición de los hechos acaecidos en este último año. En su exposición recuerda que ha sido tachado de maltratador cuando no hay sentencia ni firme ni no firme. No se pudo enjuiciar porque así lo consideraron los jueces y magistrados al no existir nexo causal de lo relatado por Rocío Carrasco. 20 minutos de exposición de sus hechos y los consejeros escuchando. No le cortan aún considerando que el tiempo máximo de exposición y preguntas es de 5 minutos. Flores expone su situación no sólo como perjudicado sino como interesado. Es parte de la empresa como accionista.

La ministra socialista se halla en el centro parte superior de la mesa de consejeros. Es su cara la que llama más la atención de todos los allí presentes. Hay que recordar que fue su partido el que se interesó de manera directa por el caso de Carrasco y su Verdad para Seguir Viva.

Fue Teresa Campos quien narró en un Deluxe que el presidente del Gobierno Pedro Sánchez la llamó un día para interesarse por la situación en la que se encontraba la hija de La Más Grande. En aquel momento Carrasco y empresa hizo creer que era la representante de las mujeres maltratadas de este país. Fue una socialista Adriana Lastra quien también se sumó a la causa del "bien del interés público" (presuntamente) para apoyar a Rocío Carrasco. La sentencia de los Juzgados de lo Social de Madrid no dicta eso. Y una ministra de Pedro Sánchez, Irene Montero quien quiso participar en los programas como ministra de Igualdad. Como Irene no es nadie.

Cristina Garmendia no es de este Gobierno. Estuvo con su predecesor socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Es una extensión de los gobiernos progresistas. Todo esto se le tuvo que pasar a la exministra de Innovación cuando sale el nombre de Antonio David Flores como accionista de la Junta en la que ella es consejera. Mala mañana para la ministra a quien le cambió la cara al escuchar de otro compañero el nombre de Antonio David.