| 02 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Omar Sánchez ya está en Pesadilla en el Paraíso.
Omar Sánchez ya está en Pesadilla en el Paraíso.

Los que conocen a Omar Sánchez le destapan: "No es oro todo lo que reluce en él"

Todas las miradas se volvieron hacia Raquel Lozano, ya que el carácter bonachón, sensible e ingenuo del surfista no llevaba a pensar lo contrario. ESdiario ha tenido acceso a otra versión.

| Isabel Rábago Chismógrafo

 

 

Una de las cosas que trae septiembre y la rutina es que acaban con el espejismo del amor entre muchas parejas. Es el caso de Raquel Lozano que parece haberse dado cuenta de que lo suyo con el todavía marido de Anabel Pantoja no daba más de sí. Y no es porque Raquel no haya sido sincera en cuanto a su ilusión por el ya concursante de Pesadilla en la Granja, sino por lo que dicen los que tienen o han tenido un mínimo conocimiento de él, "en Omar no es oro todo lo que reluce".

Y es que el marido de Pantoja es descrito en las distancias cortas, como "una persona fría, distante, poco propenso a mostrar su cariño en público, demasiado preocupado por su estética, muy presumido y listo, sabe lo que quiere". Una descripción que sorprende, pues se aleja mucho del perfil de niño apocado, sensible, propenso a la lágrima o tímido que despliega en cada una de sus apariciones públicas cuando la cámara le enfoca.

Raquel Lozano y Omar Sánchez: una relación llena de dudas desde el principio

Lo cierto es que las apuestas que apuntaban a que esta relación se rompería con el final del verano en cuanto él comenzara su participación en su segundo reality, se han materializado. Y es que las dudas sobre un montaje, por la necesidad de hacerse platós y revistas, siempre sobrevolaron esta fugaz relación de "amigos con derecho", desde el momento en que se filtró en un plató de televisión lo que iba a ser su primer encuentro físico.

Algo sorprendente y que nos alertó a todos los que nos dedicamos a este mundo, ya que en el periodismo se dan las noticias cuando se han ocasionado, no antes de producirse. De repente todas las miradas se volvieron hacia la exgranhermana, ya que el carácter bonachón, sensible e ingenuo de Omar no llevaba a pensar lo contrario.

Pero lo cierto es que analizando todo desde la distancia, bien parece que la filtración interesada llegó del "entorno" del canario, encantado con la idea de presentar a una nueva pareja, antes de que Anabel Pantoja finalizase su participación en Supervivientes de la mano del esgrimista. Por lo que a Raquel, más que una instigadora, la siento y la veo como una víctima de la abrupta ruptura de un matrimonio mediático, que aún no ha solucionado muchas cosas pendientes y que se retomará con el tiempo.

Raquel no culpa a Omar, pues me consta que en ningún momento fue engañada, ni le prometió nada más allá de lo que vimos todos; una relación en la que si alguien estaba dispuesta a dar más pasos al frente era sólo ella. Mientras tanto él se dejaba llevar, siempre mirando de reojo la relación cada día más consolidada de Anabel y Yulen y mucho más pendiente de los focos, de los programas que hablaban de él o de las llamadas que aún recibe de su todavía mujer, que de su nueva pareja.

Por eso y por otros motivos, Lozano simplemente se siente utilizada, decepcionada y prefiere no dar muchos más detalles y mantenerse de momento al margen de los focos. Cuando le preguntas sonríe tímida y asume que dio mucho más de lo que finalmente ha recibido y es que si algo tiene es un gran corazón, así que a buen seguro la vida le compensará.

La de Raquel Lozano y Omar Sánchez no es la única ruptura reciente

Pero esta no es la única pareja que ha roto. Hace apenas diez días nacía la segunda hija del doctor José Manuel Gómez Villar, el médico estético de la mayoría de los rostros televisivos. Una emotiva foto ilustra varios digitales felicitando a la pareja por la llegada de su segundo hijo, en este caso una preciosa niña de nombre Marieta. Pero como en el caso de Omar Sánchez, en esa emotiva estampa tampoco es oro todo lo que reluce. Y es que, a punto de celebrar su segundo aniversario como pareja sentimental, han decidido romper su vínculo y separar sus destinos y vidas. Lo han hecho de mutuo acuerdo y pensando en que esa dolorosa decisión es lo mejor para ellos y para sus dos hijos. Me consta, además, que el doctor, tímido y reservado en todo lo referido a su vida privada, recibe a diario la felicitación de sus clientes con una sonrisa y que pocos, muy pocos, conocen realmente el complicado momento que está atravesando.