| 29 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Lydia Lozano lleva una racha de salud bastante complicada.
Lydia Lozano lleva una racha de salud bastante complicada.

Un nuevo bache de salud obliga a Lydia Lozano a pasar por quirófano y la hunde

La colaboradora de Sálvame siempre ha sido muy sentida y sincera con sus espectadores y ahora que está atravesando una de las fases más delicadas de su existencia no iba a ser menos.

| Maribel Fernández Chismógrafo

Entre que ella es muy sentimental y tiene a los espectadores acostumbrados a mostrar sus emociones tal como son y que lleva una racha de salud de lo más complicada, este martes la audiencia de Sálvame pudo ver a una Lydia Lozano totalmente hundida psicológicamente.

Y es que de nuevo le toca enfrentarse a malas noticias porque tras un fin de semana de fuertes dolores terminó en Urgencias y le han confirmado sus peores temores: tiene que volver a operarse, ahora de la octava vértebra que se le ha roto.

Su compañero de programa Omar Suárez fue el encargado de trasladarse al hospital donde Lydia se hizo las pruebas del preoperatorio y se la encontró totalmente derrumbada: "Me tienen que operar, llevo una racha, no paro de llorar desde que me lo dijeron. No pude ir a trabajar, me vine a urgencias, he estado todo el fin de semana en la cama. Llevo la del cuello, la mano rota y estoy echa una mierda", clamó, rota.

Lydia Lozano muy preocupada por la nueva operación a la que tiene que someterse

"Me han dicho que me he roto la vertebra 8 y como tengo osteoporosis se me ha pegado a la 7", explicó enumerando todas las pruebas a la que le han sometido: "Me he hecho análisis, el electro, de todo". Por no hablar de la recuperación: "Me han dicho que me la tome muy en serio, tengo que andar mucho y que llevar un chaleco superincómodo". Amén de estar "dos días hospitalizada". 

Dado el pavor que le provocan las operaciones, Lozano suplicó "que me dopen, no quiero saber nada" antes de despedirse entre lágrimas del reportero de Sálvame porque no sabe cuánto tiempo tendrá que estar fuera del trabajo.