09 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Riverita.

La familia de Riverita, hundida, confiesa cómo fueron sus últimos terribles días

Todo el clan torero estaba destrozado para despedir, desafiando las medidas antiCovid, a uno de los miembros más queridos de la saga, cuyos últimos tiempos fueron muy difíciles.

| Redacción Chismógrafo

Jornada de profundo dolor para la familia Rivera la de este viernes tras la muerte Riverita después de una larga lucha contra el cáncer. Tal como confesó su sobrino, José Antonio Canales Rivera, que fue el primero en confirmar la noticia a través de sus redes: "Pobrecillo. Llevaba unos días pasándolo terrible, lo mejor que le ha podido pasar es que vengan a recogerlo, la verdad. Para nosotros es doloroso porque hemos intentando disfrutar el máximo tiempo posible a su lado y estar con él, pero es ley de vida. Esto y el nacimiento que es de verdad. Así que asumiremos y disfrutaremos desde luego de su recuerdo".

Con estas palabras, el colaborador de Sálvame, desolado, quiso homenajear a su tío José, quien siempre estuvo ahí para todos sus sobrinos. Canales explicó que falleció en la noche de este jueves: "Fue  a las 11 de la noche, yo he estado viajando toda la noche porque estaba en Madrid".

El colaborador de televisión dejó claro lo especial que era Riverita para todos ellos: "Bueno tío José es que fue un tipo increíble y un personaje fantástico para aprender de él, compartir con él, para disfrutar de él y aquí en el pueblo le dicen mago, monstruo, artista... una cantidad de adjetivos tan bonitos que se los merecía".

Su madre, Teresa Rivera, también acudió el tanatorio para dar el último adiós a su hermano, Riverita. Una muerte que ha entristecido muchísimo a todos los miembros de la familia y que ha dejado un vacío enorme. Muy afectada, la madre de José Antonio Canales agradeció a la prensa su presencia en un momento tan complicado como este.

"No, ya no se podía más. Llevaba cuatro meses que ya no... Era a base de calmantes y ya era un sin vivir muy grande", explicó.

En cuanto a las restricciones de la Covid, que dificulta que todo el mundo que quisiera acudiera al tanatorio, Teresa Rivera comentó que daba igual porque estaban recibiendo el calor de muchos amigos y familiares: "Bueno, pero están con nosotros. No hacen más que llamar, tenemos su recuerdo y es como si estuvieran aquí".

Teresa aseguró también está alegre porque Riverita pudo conocer a su sobrino Kiko Rivera y despedirse de él: "Por lo menos le conoció antes de ponerse ya tan malito. Por lo menos esa satisfacción que la tenga él también".

Con estas palabras, su hermana quiso despedirse de él: "Le llamaban de todo porque para mí después de Dios mi hermano porque tenía una nobleza... era tan bueno... Repartía comida para los pobres y ayudaba a todo el mundo y eso es lo más bonito del mundo".