| 04 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Manolo Ximénez muy atento y agradecido con la prensa.
Manolo Ximénez muy atento y agradecido con la prensa.

El hermano de Mila Ximénez se emociona contando cómo fueron sus últimos momentos

Los tres hermanos de la colaboradora de Telecinco y su hija Alba se despidieron definitivamente de ella en la más absoluta intimidad pero no dudaron en agradecer a la prensa su apoyo.

| Redacción Chismógrafo

Visiblemente abatido, pero sereno y satisfecho porque el último adiós a Mila Ximénez está siendo como ella hubiese querido, su hermano Manolo quiso dedicar unas palabras de agradecimiento por el apoyo y el cariño que ha recibido la familia en estos durísimos momentos.

Confesando que "son momentos que no los quiere vivir nadie y que en esta ocasión ha sido quizás demasiado pronto", Manolo prefiere quedarse "con la parte positiva. Con Mila nunca tendríamos bastante, así que no nos lamentamos de nada. Hemos disfrutado de mi hermana y Alba de su madre y quedémonos con lo positivo, que hay para llenar un montón de libros".

Acerca de cómo fueron los últimos momentos de su hermana, el sevillano desveló que "Mila solamente quería estar en casa y con su familia y eso lo hemos cumplido a rajatabla. Hemos cumplido lo que ella nos pidió, hemos hecho todo lo que hemos podido y aquí estamos para decirle adiós".

Manolo Ximénez desveló emocionado cómo fue el final de Mila

"Mila ha sido fuerte siempre, y entonces hasta el último momento ella nos ha hablado, nos ha dicho a cada uno lo que quería decirnos, como debríamos hacer las cosas incluso; y cuando ya ha creído que ya todos lo habíamos entendido y que todos sabíamos lo que ella quería, ha llegado el final", confesó emocionado.

Confirmando que las cenizas de su hermana se irán a Amsterdam con Alba, Manolo comentó que es "donde ella ha querido estar siempre, al lado de su hija y de sus nietos; pero la distancia no lo ha permitido en muchas ocasiones". "Todo lo que ha planificado en los últimos años era pensando en el momento en que viviese cerca de su hija y de sus nietos, con los que tenía una relación muy cercana, no frecuente por su trabajo, pero siempre ha sido el objetivo de Mila y por supuesto se va a cumplir", añadió.

 

Desvelando cómo afrontó Mila la enfermedad hasta el último momento, su hermano contó que "ella tenía organizado un viaje para todos nosotros cuando se acabase la pandemia. Con eso creo que te lo resumo todo. Nunca ha dejado de pensar en los demás, de hacer planes, de estar cerca no solamente de Alba, sino de sus hermanos, de los sobrinos... ha sido cuidadora de todo el colectivo familiar. Tenía muhos planes, pero los haremos por separado porque nos dijo que los hiciésemos".

Muy discreto, Manolo prefirió no pronunciarse sobre Manolo Santana, padre de Alba, dejando en el aire si ha llamado a su hija tras la muerte de su madre o no. "En estos momentos no está en nuestras vidas. No te puedo responder. Si hubiese hablado o no sería una cuestión de Alba y ahí nosotros no tenemos nada que decir", señaló.

Por último, quiso agradecer a la prensa "vuestro cariño y respeto": "Discupad si en algún momento no hemos estado a la altura, pero hemos hecho lo que hemos podido".

Después de recibir a un aluvión de personas que querían decir adiós a Mila, este jueves su hija Alba y sus hermanos Manolo, Nani y Conchi se pudieron despedir de ella en la más absoluta intimidad, cumpliendo con sus deseos y regalándole el adiós que ella pidió antes de fallecer.

Los hermanos y la hija de Mila le dieron el último adiós en la intimidad

Así, tras acudir a la capilla ardiente Alba, Manolo, Concha y Nani abandonaron unidos el tanatorio para dirigirse al crematorio de La Almudena, donde se celebraría la incineración de la querida colaboradora. Afectados, pero muy enteros y demostrando que son una piña tras la muerte de Mila, la familia más cercana de la periodista agradecía las muestras de cariño del gentío congregado a las puertas.

De allí ponían rumbo al crematorio, repleto de coronas de flores que demuestran el cariño que la gente tenía por la inigualable colaboradora. Haciendo gala de una entereza digna de aplaudir, Alba y sus tíos, recibían el féretro con los restos mortales de una madre y una hermana que, hasta el último aliento, les dio una lección de vida, y a la que han despedido en la más estricta intimidad.