| 15 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Rocío Carrasco, Antonio David y Rocío Flores
Rocío Carrasco, Antonio David y Rocío Flores

La verdad sobre Rocío Carrasco y Antonio David: nos adelantamos al estreno

Con media España pendiente del estreno de "Contar la verdad para estar viva", adelantamos todos los secretos que va a revelar Telecinco sobre una historia terrible que dura 20 años.

| Paula Ballesteros Chismógrafo

 

¿Qué pasó realmente entre Rocío Carrasco y Antonio David Flores? ¿Por qué la primera renunció a sus dos hijos, desapareció de escena y ha estado callada durante 20 años? Son las dos preguntas que se responderán esta noche, a las 22h, con el estreno de los dos primeros capítulos de "Rocío Carrasco: contar la verdad para seguir viva".

Pero antes de eso, ya se puede desvelar el gran secreto que rodea el caso y que, de hecho, puede darle un giro copernicano que invierta los papeles: de ser la "mala madre" que abandona a sus hijos, Rociíto está a punto de pasar a ser la víctima de una combinación de violencia y presión de su exmarido y su propia hija.

Sábado Deluxe emitió anoche la entrevista íntegra a la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco, grabada tras el rodaje de la serie que sin duda va a conmocionar los cimientos de la información del corazón durante semanas, tal vez meses, quizá años. Ahí ya se puede intuir por dónde va a ir la serie que tiene en vilo a casi todo el mundo:

"He tenido miedo de vivir la vida que me han hecho vivir. Llevo veinte años callada por terror y por la cara de esos dos niños", confiesa la hija de la gran artista a modo de resumen de la trama desconocida durante dos décadas de voluntario ostracismo.

 

Y ésa es la otra clave: la razón de su silencio ha sido, según ella, el deseo de no perturbar a sus propios hijos, apartándose de ellos para librarles de una brutal polémica pública que, ya algo más mayores, va a ser inevitable.

“Me gustaría que lo vieran cuando fueran más mayores porque, al final, ellos han sido víctimas de su padre y no me gustaría que sufrieran. Para mí, espero poder empezar a vivir con normalidad, solo espero eso, dejar de tener ese pánico y ese terror al levantarme por la mañana", añade.

La violencia

¿Pero a qué se refiere? Por sus testimonios, llenos de indirectas; por el relato de otras personalidades del mundillo como Belén Esteban o Terelu Campos; por los vídeos rescatados de episodios pasados de Antonio David y por la documentación judicial mostrada en pantalla en las últimas horas, puede adivinarse el hilo conductor de la trama: la violencia, física o psíquica, que Rocío habría sufrido de un modo u otro.

Por partes: no es discutible en el caso de su hija, Rocío Flores, según una sentencia del Juzgado de Menores número 4 de Madrid que da por probada la agresión que sufrió Rocío Carrasco la última vez que ambas estuvieron juntas, un lejano ya 27 de julio de 2012. Lo desveló "Viva la Vida" y es escalofriante:

Una sentencia prueba que Rocío Flores maltrató a su madre de forma habitual, aunque ella no la denunció

"Sobre las 8.00 horas del día 27 de julio de 2012, encontrándose la menor en el domicilio familiar junto a su madre, la pareja de esta y su hermano, inició una disputa con aquella en el transcurso de la cual le propinó varios golpes, llegando incluso a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas (...) Como consecuencia de los hechos, Rocío Carrasco sufrió policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, con edema en ambas muñecas, en muslo derecho, en el antepié derecho y un hematoma en el dedo del pie derecho".

Y sigue el fallo judicial narrando lo que hizo la menor con su madre: "'Eres una guarra, no eres mi madre, mi madre es la mujer de mi padre, tú dabas patadas a tu barriga cuando estabas embarazada de David, tengo ganas de partirte la cara, guarra, puta, mi padre tenía razón, eres una maltratadora psíquica, a esta casa no me trae ni la policía ni un juez, ni tu padre y tu madre que están bajo tierra".

Para concluir con una clara sentencia: "Declaro a la menor Rocío Flores Carrasco autora responsable de un delito de maltrato habitual, de un delito de maltrato, de una falta continuada de amenazas y de una falta continuada de injurias (...) Se le impone la medida de 60 horas de prestaciones en beneficio de la comunidad que se sustituirán en caso de que la menor no preste su consentimiento o incumpla por seis meses la libertad vigilada". 

Segunda escena: Antonio David

La tesis del documental está clara: una madre atemorizada por la violencia y al agresividad que se aparta de sus propios hijos pensando que es lo mejor para ellos tras pensar que es la única forma de salvarlos. Sea así o no, ésa va a ser la línea argumental de la serie, coronada por la acusación a Antonio David de haber alienado a sus hijos compartidos para lograr que se sumen al linchamiento de su persona.

"No me siento maltratada, me siento muy maltratada, he tenido miedo a vivir la vida que me han hecho vivir. He tenido pánico a levantarme, porque no sabía lo que me iba a pesar durante el día. A eso le tenía terror, a la incertidumbre de no saber qué te iba a pasar", explica Carrasco en uno de los adelantos de la docuserie.

 

¿Y quién tiene razón? La sentencia contra Rocío Flores da un giro al caso, apuntala su tesis y pone en muy serios aprietos a Antonio David, de repente señalado como inductor de una especie de "secuestro afectivo" de sus hijos para ponerlos en contra de una madre que, eso sí, reconoce haber cometido errores.

No es de extrañar, que, de repente, se rescaten episodios agresivos de Antonio David ocurridos en directo, en la propia televisión, y presentados ahora como prueba, junto al fallo judicial, de que algo malo pasaba en esa casa de silencios, tensiones y víctimas. Por ejemplo éste:

 

 

O éste otro, demuestre o no nada relativo al caso en cuestión, pero sin duda indiciario del fuerte carácter de quien, en las últimas horas y por todo lo contado, ha empezado a convertirse en el malo de la película:

 

 

¿Significa esto que Rocío es la víctima de un gran conspiración de su ex, aliado con unos hijos con el cerebro lavado a los que su madre prefirió perder que implicarles en una guerra? Ésa es la tesis, contenga la verdad que contenga y con los matices que cada uno de los protagonistas quiera dar y pueda documentar: la sentencia contra Rocío Flores es, de momento, la prueba contundente en favor de Carrasco.

Pero pesos pesados como Belén Esteban parece darle la razón, al menos a los hechos, más allá de cómo lo gestionara luego. O al menos eso de deriva  de su testimonio, en el mismo Deluxe, ante María Patiño:  “Ella sabe por todo lo que ha pasado y sacrifica, renuncia a sus hijos. Ahí digo ¿tanto es el dolor para pensar del padre de tus hijos eso y que les dejes ir?".  En unas horas, el resto de las respuestas.