| 31 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Tamara Falcó e Íñigo Onieva... lo mismo pero más caro.
Tamara Falcó e Íñigo Onieva... lo mismo pero más caro.

Tamara Falcó confirma la boda: es la misma fecha pero el precio ha cambiado

El milagro existe. La rentabilidad de un negocio también. Y el amor llega tarde pero tiene cabida. Es el momento de poder rehabilitar un palacio que tiene tantas goteras como la historia.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 


La marquesa de Griñón confirma este miércoles en la revista Hola su fecha de boda con Íñigo Onieva. No hay mucho cambio. Es la misma fecha que había decidido antes de la ruptura "mediática". En esto no hay cambio. Hay otro anillo. El anillo cambia, el sitio y la fecha de la boda no. Hay otro escenario de pedida. Hay otras circunstancias. Y otro precio. Agrandado.

El lugar de la boda es el mismo que el del pasado mes de noviembre. Y la fecha. Y es la misma porque nunca se modificó. Quedó latente hasta que las circunstancias marcaran otra hoja de ruta. La de la reconciliación. Cuernos, decepción, separación, distanciamiento, acercamiento, de nuevo novio y boda. Son los pasos para Tamara Falcó. Una vez que ha sacado de los infiernos a su prometido. Lo saca quien lo metió con apoyó de algunos voceros mediáticos. Hoy se cree en el amor. Antes Íñigo era el demonio con rabo incluido. Los demonios tienen rabo.

Tamara Falcó se quiere casar en la finca El Rincón. Herencia de su padre y de donde echó previo pago del valor del usufructo a la viuda de su padre, Esther Doña. La hija de Isabel Preysler anuncia este miércoles su fecha de boda. Es la misma fecha de antes de montar el "espectáculo" de mujer despechada. En la edición anterior (la de la ruptura) lo anunciaba en su programa donde colabora los jueves El Hormiguero. Hoy lo hace en su "biblia" en forma de revista.

 

Onieva ha regresado del limbo. Ya no es malo. Ni perverso. Ni hombre de sus carnes ajenas. Ha sido resarcido tras unos cursillos rápidos en algún retiro con algún familiar más cercano a Onieva que a Tamara. El milagro existe. La rentabilidad de un negocio también. Y el amor llega tarde pero también tiene cabida. Tamara Falcó se casa en la finca de "papá". Es el momento de poder rehabilitar un palacio que tiene tantas goteras como la historia de amor-desamor-encuentros-boda que protagoniza la propia marquesa.