| 29 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Jaime Peñafiel es una fuente inagotable de información sobre la Familia Real.
Jaime Peñafiel es una fuente inagotable de información sobre la Familia Real.

Peñafiel desvela un "capricho atroz y peligroso" del Rey y se la lía a Cuatro

Es un filón inagotable de información sobre la Familia Real que no deja de sorprender a los españoles por más cosas que cuenta, pero no siempre funciona como se habría esperado en antena.

| Candela Alba Chismógrafo

El periodista especializado en Casa Real Jaime Peñafiel se ha convertido en un habitual de los programas de tarde de Cuatro; tanto el Todo es Mentira de Risto Mejide como el Cuatro Al día de Joaquín Prat suelen contar con él y su fuente inagotable de anécdotas e historias sobre la Familia Real.

Este jueves, sin ir más lejos, Peñafiel comentó en el magacín de Prat un episodio que vivió con el Rey Emérito, a quién definió como "una persona muy caprichosa" a pesar de la devoción que siempre ha mostrado por Don Juan Carlos.

Y es que al hilo del avión de Air Canadá que tuvo que sobrevolar por España varias horas seguidas soltando combustible para poder hacer un aterrizaje de emergencia, el periodista recordó que "yo he hecho muchos viajes con Juan Carlos y, en uno de ellos, ocurrió algo parecido al incidente del avión Canadiense".

 

A saber, "habíamos hecho un viaje de 32.200 kilómetros durante 11 días visitando Arabia Saudí, la India y Filipinas. A la vuelta, pasábamos por encima de Arabia Saudí y, de pronto, el príncipe heredero quiso invitar a Juan Carlos a que hiciera escala en Yeda, al lado de Mar Rojo”.

Según Peñafiel, en ese momento hubo una tormenta de arena que le impidió despegar y que, tras tres horas de espera, el Rey Emérito decidió irse como fuera. Despegaron con una carga de combustible para volar de Yeda a Madrid pero, de pronto, hubo un cambio de planes: "Juan Carlos era muy caprichoso y dijo que quería aterrizar en Yeda. El piloto le dijo que no podía porque los depósitos estaban llenos, pero Juan Carlos ordenó aterrizar como se pudiera". 

Solo había dos opciones: sobrevolar durante tres horas Yeda o tirar el combustible y el Monarca Emérito optó por la segunda, a pesar de la gran peligrosidad que eso implicaba. Este "capricho" fue tachaco en el plató de Cuatro al día como algo "atroz" y "muy criticable" por parte de Carmen Lomana.

Y sin embargo, no valió para mejorar los datos del programa que este jueves bajó hasta el 3.1% de share y 288.000 espectadores, los datos más bajos desde el pasado 17 de enero.