| 28 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ortega Cano se apoya en el novio de Gloria Camila mientras su hija está ausente.
Ortega Cano se apoya en el novio de Gloria Camila mientras su hija está ausente.

Con Gloria Camila incomunicada Ortega Cano encuentra un nuevo paño de lágrimas

No corren buenos tiempos para el viudo de Rocío Jurado, inmerso en su guerra matrimonial con Ana María Aldón se ha quedado encima sin el respaldo de su hija... pero tiene reemplazo.

| Redacción Chismógrafo

El pasado fin de semana, Ana María Aldón y José Ortega Cano protagonizaron uno de los momentos más tensos de la televisión. Mientras la diseñadora asistía una vez más como colaboradora al programa Ya es verano, el torero decidía que era el momento de zanjar rumores y hacer una llamada telefónica para aclarar su situación actual.

A pesar de que cada uno parecía mantener su postura, tras finalizar el programa la colaboradora asistió al domicilio familiar que comparte junto a Ortega Cano, a diferencia que ha hecho en otras ocasiones. Pese a que esto parecía una reconciliación, ambos han decidido seguir tomando diferentes caminos en su día a día.

Por la mañana, el torero salía temprano de su casa acompañado por su yerno, una vez más. Y es que David, el novio de Gloria Camila, se ha vuelto el gran apoyo de Ortega Cano en estos momentos tan difíciles por los que está pasando su matrimonio.

Gloria Camila estará incomunicada un tiempo en Pesadilla en el Paraíso

Gloria le habría pedido a su pareja que cuidase de su padre mientras ella se ausenta para participar en Pesadilla en el Paraíso, donde estará aislada el tiempo que dure su concurso.

Mientras, Ana María Aldón ha decidido volver con su rutina y retomar sus clases de pilates. Desde hace meses, el matrimonio no comparte su rutina, simplemente intentan convivir bajo el mismo techo. Como bien han dicho ambos en diferentes ocasiones, todo sea por el pequeño de la casa, el hijo de nueve años que ambos tienen en común.