| 15 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Kiko Rivera recibe una jugosa señal por su parte de Cantora: la tiene vendida

¿Por qué ha cambiado su actitud ante los medios y ha decidido dejar de pronunciarse en la guerra contra su madre? Su nueva relajación tiene que ver con una venta por 3,5 millones de euros.

| Kike Calleja Chismógrafo

 

 

Kiko Rivera ya puede respirar un poco más tranquilo a pesar de que las espadas con Isabel Pantoja sigan en todo lo alto. El pasado 8 de febrero el programa Sálvame adelantó que el hijo de la cantante se reunió en el despacho de un conocido notario de Sevilla con José María Garzón. Este reputado empresario taurino, sevillano y dueño de una de las ganaderías más prestigiosas de España podría llegar a ser el nuevo dueño de Cantora.

Hasta el momento se desconocía lo que pasó dentro de ese despacho en el que estuvieron reunidos durante una hora. Kiko Rivera salió de allí sin hacer ningún tipo de declaraciones a los reporteros que le esperaban fuera. Tan sólo unos días más tarde dijo en la puerta de su casa "Ya se verá" cuando le preguntaron si ya había comprador para su parte de la finca. Pero, ¿por qué ha cambiado Kiko Rivera su actitud ante los medios y ha decidido dejar de pronunciarse en la guerra contra su madre?

ESdiario ha podido conocer, en exclusiva, lo que pasó realmente en ese despacho notarial. Según una persona muy cercana a Kiko Rivera: "Él ya tiene su parte de la finca prácticamente vendida. Ese día en el notario recibió un talón conformado por un importe de 600.000 euros a modo de señal. Es el primer pago de tres que se van a realizar según vaya avanzando toda la operación. El precio de venta que han acordado es entorno a 3,5 millones de euros. Este es el motivo de su relax y de no seguir yendo a los programas de televisión", asegura este confidente.



Una operación que poco a poco va dando sus pasos ya que hay que ver cómo levantar todas las cargas que tiene la finca. "Este movimiento es una estrategia para presionar a Isabel Pantoja para que venda su parte de la finca. El precio total de Cantora rondará los 9.000.000 de euros entre gastos y todo. También se está intentado llegar a un acuerdo con la gente que tiene la parte de la finca arrendada. Toda esta operación presuntamente está siendo avalada con dos sociedades de Francisco Rivera. Esta gente lo tiene muy claro y van a por todas. Al final Cantora acabará quedándose en poder de donde tenía que estar, en la familia Rivera", afirma este confidente.



Unos planes muy distintos a los que tenía Isabel Pantoja hace unos meses cuando comenzó toda esta batalla. La cantante está dispuesta a vender su parte de la finca pero no a cualquier persona ni a cualquier precio. La artista ha ordenado que se busque un comprador para su parte y que preferiblemente sea alguien extranjero. No está dispuesta a ceder tan fácilmente ante la presión a la que le está sometiendo su hijo. Lo que está claro es que Kiko Rivera tampoco le va a poner nada en bandeja a su madre y si las cosas salen como espera, es cuestión de meses que su parte de la finca tenga un nuevo dueño para que finalmente en un futuro acabe pasando a manos de sus hermanos Francisco y Cayetano.