| 22 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ortega Cano, vapuleado
Ortega Cano, vapuleado

La última corrida de Ortega Cano se convierte en un tsunami mediático

El diestro está en el ojo del huracán desde que se conociera que sustituiría a Morante de la Puebla en la plaza. Los taurinos se han puesto en su contra y pregonan su malestar públicamente.

| ESchismógrafo Chismógrafo

José Ortega Cano tiene previsto celebrar la que será su última corrida el próximo 26 de agosto. El diestro sustituye en el cartel a su gran amigo Morante de la Puebla y ya ha anunciado que se cortará la coleta de forma definitiva. Son ya 63 años a sus espaldas, y aunque está en estupenda forma física, es consciente de que ya no tiene edad para pisar el ruedo y torear morlacos de 500 kilos. Ha querido el  maestro que su adiós se produzca en la localidad donde su familia se instaló hace años: San Sebastián de los Reyes y estará acompañado por sus más íntimos. No faltará su mujer, sus hijos, hermanos y amigos de toda la vida.

En estos momentos, los aficionados se dividen en pro y anti Ortega Cano. De hecho, algunos de los que habían adquirido su entrada para el 26 de agosto, al enterarse de que José sustituía a Morante, han decidido devolverla. Y no lo han hecho en silencio, sino indignados y con críticas a Ortega, a quien consideran acabado e incapaz de dar cuatro capotazos bien dados, mucho menos de entrar a matar o de oreja y rabo. Sin duda, la que se ha liado es importante. Sin embargo, el protagonista vive ajeno. Es más, ha confesado estar encantado de que hablen de él y le da igual si es bien o mal, la cuestión es que lo hagan.

Las redes sociales tampoco han escapado al tsunami Ortega Cano. Los más vehementes, los taurinos, que atacan con fuerza contra el de San Sebastián de los Reyes y piden que se ponga freno a lo que están convencidos será un bochornoso espectáculo dado que el maestro no está en condiciones. Sin duda, hacía tiempo que no se vivía algo semejante entre los aficionados. Mientras tanto, José contempla divertido el espectáculo y quita hierro al asunto. No le preocupa lo más mínimo la polémica. Está acostumbrado a lidiar con ella desde hace años. No puede negarse que tiene cintura y aguante en los momento difíciles.

Al igual que los Mohedano, José está completamente alejado de Rocío Carrasco. Tragó mucho cuando el reparto de la herencia de la Jurado en relación a sus dos hijos, Gloria Camila y José Fernando para tener la fiesta en paz y evitar problemas con Rociíto. Sin embargo, ni por esas las aguas bajaron tranquilas. Hace un tiempo expresó que ni sabía ni querer saber de su hijastra. En el mismo punto que él, su hija, que reveló que su hermana mayor dejó de hablarle cuando tenía 13 años al enterarse de que tenía novio.