| 21 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Carlota Corredera.
Carlota Corredera.

Las "taras" mentales de Carlota Corredera por las que admite acudir a terapia

De un tiempo a esta parte la presentadora gallega está atravesando una fase de mayor exposición. Eso sí, siempre se ha mostrado partidaria de llamar a las cosas por su nombre y enfrentarlas.

| Candela Alba Chismógrafo

Siempre ha estado muy expuesta por su trabajo en uno de los programas de mayor audiencia y seguimiento de toda la televisión española, pero más aún de un tiempo a esta parte, cuando se estrenó la serie de Rocío Carrasco, Rocío, contar la verdad para seguir viva.

Desde entonces la propia Carlota Corredera ha admitido que ha pasado por momento delicados de su existencia. Sin embargo, no fue eso lo que le decidió a ir a terapia para tratar sus problemas mentales, sino que empezó a acudir a raíz de la pandemia porque se sintió "desubicada".

Siempre natural y espontánea, la presentadora gallega quiso normalizar esas pequeñas "taras" que todos tenemos pero de las que casi nadie habla.

Además, reconoció que también le ayuda a "gestionar" todo lo que tiene que ver con las redes sociales y añadió que le parece crucial que las personas que están muy expuestas cuenten con ayuda psicológica.

Carlota Corredera se confesó a raíz del debate sobre las influencers

Todo surgió cuando en Sálvame se debatía sobre los entresijos del mundo influencer, un negocio que podría facturar 170 millones solo en España en el año 2021. 100 personas manejan el 83% de este universo en el que influencers como Dulceida pueden llegar a ganar 100.000 euros en un mes por 15 post publicitarios.

Sin embargo, lo que parece un mundo lleno de positivismo, luz y color, puede tornarse un tanto oscuro por la presión de generar a diario multitud de contenidos atractivos para los millones de seguidores que siguen sus cuentas en esta red social.

Durante este debate, Corredera confesó que ella está yendo a terapia desde hace algunos meses y que aunque el detonante no fueron la redes sociales, entiende que los influencers necesiten este tipo de ayuda.

"Empecé la terapia después de la pandemia porque me encontré un poco desubicada", matizó  para añadir que "puedo decir que más o menos, dentro de mis taras que traigo fábrica, consigo gestionar todo lo que me pasa con las redes sociales porque tengo una psicóloga que me sostiene".

Muy natural aseguró que "tengo 47 años y me han pasado cosas muy heavies en mi vida, que no acabo de llegar al mundo" por lo que consideró "fundamental" que alguien que trabaje al nivel de estas influencers.