| 18 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Gran revuelo en "Sálvame" con la indisposición de Carmen Borrego.
Gran revuelo en "Sálvame" con la indisposición de Carmen Borrego.

Carmen Borrego da el susto al equipo de Sálvame y termina en el servicio médico

En el plató del programa corazonero de Telecinco da igual que sea festivo que lectivo porque la intensidad de lo que sucede en ese universo suele estar siempre al máximo nivel posible.

| Candela Alba Chismógrafo

Día festivo en el plató de Sálvame este lunes con motivo de la fiesta de la Constitución pero no por ello menos intenso que habitualmente.

Sin ir más lejos, Carmen Borrego tuvo que abandonar su silla dando el susto a sus compañeros que avisaron que "se estaba ahogando" y es que la colaboradora no se encontraba nada bien y salió para tomar un poco el aire.

La hija de María Teresa Campos se tomó un respiro y volvió a entrar de nuevo a plató con sus compañeros, que salieron a preocuparse por ella y la acompañaron hasta su asiento.

Kiko Matamoros insistió en que ocupara el sitio de Lydia Lozano y ella terminó bromeando al sentarse: "Ya se me ha quitado todo, miren que bien estoy". 

Carmen Borrego sufrió un ataque de tos y tuvo que abandonar su silla

Las bromas se multiplicaron entre ella y sus compañeros en plató, pero a la vuelta de publicidad la preocupación regresó: "¿Dónde está Carmen?", preguntó Belén Esteban, a la que informaron de que su compañera se encontraba mal y tuvo que ir al servicio médico. Lugar al que la princesa del pueblo se trasladó para preocuparse por el estado de su compañera. 

Posteriormente la propia Carmen explicó qué le había ocurrido: "Me ha dado un ataque de tos, me han dicho que la saturación está bien que era lo importante y me ha dicho que me tengo que hacer una placa de tórax, esto pasa por no curarse los catarros". Volvió a ocupar su sitio en plató y explicó que no se "encontraba bien" y que estaba un poco mareada.