| 01 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
La Infanta Elena viaja asiduamente a Sevilla.
La Infanta Elena viaja asiduamente a Sevilla.

La Infanta Elena en el barrio sevillano de Luis Astolfi, su gran amor

Los encuentros entre el jinete y la hermana del Rey Felipe son frecuentes. El destino los desunió con dos matrimonios por separado y ahora ya son libres para dar rienda suelta a sus pasiones

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

El pasado siempre vuelve. Una máxima que sucede en algunas historias de amor de tiempo atrás. Sevilla. Barrio del Porvenir. Jueves. 19 horas de la tarde. Anochece. La Infanta Elena pasea con dos amigas por la Avenida Juan Pablo. Dos escoltas vigilian su seguridad. Doña Elena va de compras.

Uno de los escaparates donde se ha detenido la hermana del Rey Felipe VI es la tienda De La Riva uno de los templos del complemento masculino y femenino más visitado de la capital hispalense. Su propietaria Pili es una sevillana que desprende gracia por todos los poros de su cuerpo. Gourmet de la elegancia. Después de la visita a De La Riva se desplaza a otra situada a pocos metros. La duquesa de Lugo adquiere dos alfombras de Kilim en la tienda de AR. No Ana Rosa Quintana. Es Ana Ramírez.

La Infanta Elena es una gran apasionada de Sevilla

Los testigos de la zona aseguran que la Infanta sonríe durante todo el tiempo. Es la que lleva el hilo conductor de la conversación con estas amigas sevillanas. Elena es una gran apasionada de la capital andaluza como lo era su abuela paterna María de la Mercedes. Sevilla fue el lugar elegido por contraer matrimonio con Jaime de Marichalar.

Desde 2021, las visitas de la Infanta Elena a Sevilla han sido frecuentes y con más asiduidad que en tiempos anteriores. Desde hace 3 años, la vieja relación de amistad con el jinete Luis Astolfi, su primer amor, ha renacido. Y con fuerza. Curiosamente, el sevillano Astolfi reside a pocos metros de la Avenida Juan Pablo. Exactamente en la calle Cardenal Inundain. En la misma manzana y a tan sólo 500 metros. Los encuentros entre el jinete y la Infanta de España son frecuentes. Comparten una pasión, los caballos y un pasado, un amor en 1998. Elena de Borbón tenía 23 años. El jinete 27. El destino los separó con dos matrimonios por separado y ahora ya son libres para dar rienda suelta a sus pasiones.