| 08 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La Reina Letizia, mucho más sobria en sus estilismos que antes.
La Reina Letizia, mucho más sobria en sus estilismos que antes.

Pilar Eyre desvela el increíble cambio radical que protagoniza la Reina Letizia

Todos los detalles de la "nueva Letizia" que no tiene nada que ver con la antigua y a la que estábamos acostumbrados incluyen un listado extenso del que da buena cuenta la periodista.

| ESchismógrafo Chismógrafo

Este miércoles Pilar Eyre no solo renueva semanalmente como siempre su blog de Lecturas sino que lo hace con una exclusiva sobre la Reina de España y desvelando todos los detalles de la "nueva Letizia".

Una renovada Monarca que, a juicio de la periodista especializada en Casa Real, ha dejado atrás las poses deslumbrantes, las actitudes altivas y desafiantes, el glamour de Hollywood y los trajes apretados que apenas la dejaban caminar, por no hablar del busto prominente, los tacones vertiginosos, las vacaciones de lujo, las amistades elitistas, el desdén por la prensa...

Muy al contrario, la nueva Letizia ha sido "tajante", según Eyre: "para el trabajo diario, vestidos de bajo coste y marcas españolas. Para recepciones, reciclar trajes o, simplemente, repetir. Echa mano del zapato plano y las americanas y se aleja de la imagen sorprendente de aquella reina curvilínea y sexy que horrorizaba a unos y encandilaba a otros con un golpe de pestañas (ha prescindido de las pestañas postizas también)". 

Pero no es la única decisión de la esposa de Felipe VI en estos tiempos complicados de pandemia porque tampoco "la vamos a ver en salidas con amigas, ni en viajes secretos a Barcelona, ni hará visitas al cirujano plástico para hacerse refrescadhinas, como decía el añorado Carlos García Calvo, ni siquiera habrá fotos con su hermana, que vive en Madrid y tiene una hija de la edad de las princesas". 

Asimismo, la "bodega real" hace tiempo que "no se enriquece con nuevos vinos" y además se va a desmantelar el pabellón de caza del Emérito, con más de 500 animales muertos, y se va a prescindir de la mitad de los 40 coches de lujo que hay en los garajes de la Zarzuela. Un cambio radical en toda regla.