| 23 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Diana de Gales murió en un accidente de tráfico el 31 de agosto de 1997
Diana de Gales murió en un accidente de tráfico el 31 de agosto de 1997

24 años de la muerte de Lady Di en París, un viaje que no debió producirse

Todavía existen muchas incógnitas sobre la muerte de Diana de Gales en un accidente de coche en París 24 años después

| Redacción Chismógrafo

Lady Di se encontraba en París el 31 de agosto de 1997, el fatídico día en el que la princesa del pueblo perdió la vida de forma trágica en un accidente de coche.

24 años después de la muerte de Diana de Gales, las incógnitas continúan abiertas. Los testimonios de Lady Di fueron muy controvertidos a lo largo de su vida y que, tras salir a la luz una vez fallecida, solo han hecho alimentar los rumores y aumentar la curiosidad en todo el mundo. 

Su muerte en el hospital parisino de la Pitié-Salpêtrière en la madrugada del 31 de agosto de 1997 en el túnel del Alma, trajo consigo una serie de dudas y preguntas que, a día de hoy, continúan sin resolverse. Hasta hace poco, se desconocían los testimonios del cirujano que la atendió en quirófano, las declaraciones del jefe de bomberos o el sacerdote que rezó por su alma. Pero esta información ha salido a la luz.

 

Lady Di viajó a París de manera imprevista e innecesaria

Uno de los guardaespaldas, llamado Colin Tebbutt, habló para Daily Mail sobre los últimos días de la princesa Diana. El hombre reveló que Diana de Gales nunca debió estar en París aquel día en 1997 y que la princesa debía estar de vuelta en Londres tres días antes.

Tebutt, el cual trabajó para otro príncipes y miembros de la realeza anteriormente, prestaba sus servicios como ayudante, chófer y guardaespaldas para la princesa de Reino Unido. Lady Di perdió su estatus de Alteza Real cuando se tramitó su divorcio con el príncipe Carlos y, también, toda la seguridad a cargo de la familia real de Inglaterra.

Diana debía regresar de sus vacaciones en la Costa Azul el día 28 de agosto, pero en el último momento se quedó en el barco de Dodi Al Fayed, el Jonikal, y después voló hasta París.

Una de las razones por las que alargó su estancia en la capital francesa, fue por ataques políticos. El partido tory, uno de los más conservadores de Reino Unido, la acusaba de ensalzar su imagen durante sus viajes.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Leticia🌹 (@middletonduchess)

 

“No volvió el jueves como estaba planeado porque los tories estaban contra ella por la cuestión de las minas. La acusaban de usar la campaña para potenciar su propia imagen, lo que resultó muy desagradable y le causó un gran enfado. Así que se puso en contacto con nosotros y nos dijo que no quería todo ese fastidio que la esperaba al volver al Reino Unido y que ya regresaría el fin de semana”, aclaraba Tebutt.

 

El accidente de coche de Diana de Gales que le costó la vida

A pesar del choque del Mercedes 600 en el que viajaba, con Dodi Al Fayed, el chófer Henri Paul y el guardaespaldas Trevor Rees-Jones, que se empotró contra una columna de hormigón a más de 150 kilómetros por hora, la princesa de Gales solo sufrió algunas fracturas y una pequeña herida en el pecho.

Estas heridas no hubieran sido importantes  si ella hubiera llevado puesto el cinturón de seguridad. Esa fue una de las conclusiones a las que llegó el doctor Richard Shepherd, siete años después de su muerte. La policía británica le pidió que revisara las pruebas para descartar que hubiera algo más detrás del fatídico accidente. Diana, según relata Shepherd en un libro que publicó en 2019 con su investigación, no murió de forma inmediata, al contrario que Dodi Al Fayed y Henri Paul.

 

El guardaespaldas Trevor Rees-Jones, llevaba cinturón de seguridad y esto aminoró el golpe. Esta es una de las razones por las que sobrevivió al accidente. 

Diana quedó atrapada en el interior del coche y, de hecho, cuando la ambulancia llegó, la princesa parecía estar consciente y estable. La herida del pecho le causó una hemorragia interna que la hizo perder la consciencia de camino al hospital.

Sufrió una parada cardíaca, de la cual se pudo reanimar, pero en quirófano las cosas se complicaron y se produjo la muerte de la princesa Diana.

 

Estas fueron las últimas palabras de la princesa Diana

Lo primero que hicieron en el accidente fue retirar a las víctimas mortales de la parte delantera del vehículo. En el momento en el que el jefe de bomberos se acercó a Diana, la reconoció y la princesa dio sus últimas palabras, "Dios mío, ¿qué ha pasado?". El bombero trató de calmarla, luego le pusieron un collarín y un respirador, tapándola con una manta isotérmica para trasladarla urgentemente al hospital Pitié-Salpêtrière de París.

 

Su respiración era normal y su pulso también, hasta sufrir una crisis y ser reanimada. Una vez llegó al hospital, entró en quirófano y sufrió varios paros cardíacos que le costaron la vida a Lady Di.

Tras lo ocurrido, la primera persona en conocer el fallecimiento de Diana fue el embajador de Gran Bretaña en Francia, Michael Jay, que se puso en contacto con el secretario privado de la Reina, para que informara a la soberana.

Fue el propio príncipe Carlos quien viajó a Paris para recoger sus restos mortales y gestionar la ceremonia de repatriación. Se despidió a solas, en la más estricta intimidad, de la que fuera su esposa y madre de sus dos hijos, William y Harry.

El heredero al trono se encargó de que cubrieran el féretro con el estandarte real y ordenó que se la recibiera en la ciudad de Londres con honores, antes de instalar su ataúd en el palacio de St. James. 

Lady Di tuvo un funeral retransmitido en riguroso directo y seguido por más de 2.500 millones de personas. «Un funeral único para una persona única», así lo definió un portavoz de la familia real.