| 20 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ya no hay aspecto polémico de la vida de Don Juan Carlos que no termine viendo la luz.
Ya no hay aspecto polémico de la vida de Don Juan Carlos que no termine viendo la luz.

Patiño se muestra contraria a bajar artificialmente la libido de Don Juan Carlos

Puede que esté a muchos kilómetros de distancia pero las polémicas sobre el Rey Emérito no solo no cesan sino que no paran de llegar escándalos suyos a España, nuevos y viejos, da igual

| Maribel Fernández Chismógrafo

Amén de se biografía autorizada a la periodista francesa Laurence Debray (Mi Rey Caído) con quién se ha llegado a decir que tiene algo más que una bonita amistad profesional, también ha generado mucha controversia que, según Pilar Urbano, sus dos hijas, las Infantas Elena y Cristina, anden buscándole casa en España para que regrese cuanto antes y ya se habla de Navidad.

Al Rey Juan Carlos no parece afectarle estar muchos kilómetros de distancia de su país para seguir generando todo tipo de noticias controvertidas y polémicas.

Por si fuera poco hace unos días trascendía que Don Juan Carlos de Borbón habría recibido hormonas femeninas para controlar su deseo sexual. 

La vida íntima de Don Juan Carlos convertida en asunto de Estado

Vamos, que la vida íntima del Rey Emérito se habría convertido en asunto de estado: "Se consideraba un tema de Estado que el Rey Juan Carlos fuera tan ardiente y se llegaron a fabricar hormonas femeninas e inhibidoras de testosterona para bajarle la libido", palabras de las que se hizo eco este domingo en Socialité María Patiño.

Puesto que las reacciones no se hicieron esperar desde todos los ámbitos la preentadora de Telecinco no quiso ser menos y Patiño no dudó en defender al padre de Felipe VI en este sentido: "Yo tengo que reconocer que para mí la gente ardiente suma, no veo por qué bajar la libido, en este asunto puedo decir que soy monárquica".