| 08 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
¿Cuál será el último capítulo del anillo de Onieva y Falcó? Solo ellos lo saben.
¿Cuál será el último capítulo del anillo de Onieva y Falcó? Solo ellos lo saben.

Las mentiras del anillo de compromiso de Íñigo Onieva y Tamara Falcó ven la luz

El exprometido de la marquesa está agotado, sí, pero dispuesto a llegar hasta donde haga falta para demostrar su verdad y tumbar todas las calumnias de un tema que ni Jennifer Lopez.

| Isabel Rábago Chismógrafo

 

 

Íñigo Onieva está agotado y por ello ha decidido llegar hasta "donde haya que llegar" para que se aclare públicamente la rocambolesca historia del anillo de compromiso más famoso de los últimos años.

Y en esta batalla no está solo, pues los suyos, los colaboradores más cercanos y su familia y amigos, no salen de su asombro ante las últimas informaciones en las que se asegura que la joya con la que Iñigo le pidió matrimonio a Tamara Falcó se trataba de un anillo prestado.

Pero las últimas informaciones van más allá y aseguran que la cristiana Tamara quiso quedarse con dicha joya para donarla a la caridad, pero que Onieva consciente de que debía devolver el préstamo, se lo habría solicitado para posteriormente llevarlo a la joyería de marras.

Íñigo Onieva desmiente las informaciones publicadas sobre el anillo de compromiso

Un momento que fue captado por los fotógrafos que hacen guardia al joven y que fueron publicadas en la revista de cabecera de la hija de Isabel Preysler. Unas informaciones que niega hasta la saciedad y a golpe de comunicado un joven Onieva que guarda silencio y con un paciente gesto, aguanta el torrente de preguntas de las reporteras asfálticas que le esperan a diario en las puertas de su casa.

Una retahíla de preguntas a las que se enfrenta con la educación que le falta a más de uno últimamente por las calles con los medios. Lo cierto es que Onieva quiere dejar claro es que Tamara sabía, conocía perfectamente que el anillo de la foto que ambos han borrado de sus redes tras la abrupta ruptura se trataba de un préstamo.

Que Tamara jamás le solicitó que dicho anillo fuese donado, pues ella misma relató en el programa en el que colabora "el anillo lo dejé encima de la mesita de noche. No lo quiero para nada". Y que en ningún caso Onieva le pidió que le devolviera la joya pues ella era consciente de que la pieza era un préstamo hasta que el definitivo llegara a España.

Mucho se ha hablado también del precio de dicha alianza y del pago o no del aro de alta joyería rubricado por una conocida firma. Según nos aseguran a este digital, Onieva tendría en su poder la factura que demostraría no sólo que el precio del anillo de Tamara rondaría los 30.000 euros, sino que estaría totalmente pagado y que en cuanto esté finalizado, le será entregado pues es de su propiedad.

Solo el tiempo confirmará que hace Íñigo Onieva con el "anillo ya maldito"

Un momento en el que Onieva decidirá qué hacer con el anillo ya maldito. Sólo el tiempo nos confirmará si ese anillo acabará de nuevo en las manos de Tamara, si en las de su madre o si ambos decidirán que sea donado para resarcir y cerrar así un capítulo amargo en la vida del joven Onieva y de la madura Tamara. Porque a pesar de que desde el entorno de la Marquesa aseguran que todas las puertas a una reconciliación están cerradas, lo cierto es que quien conoce a Falcó sabe que el amor por su prometido, aunque está dañado, no ha desaparecido y que Íñigo está haciendo todo lo posible para demostrarle que su vida ha cambiado, que se ha dado cuenta de su error y que está dispuesto a esperar y cumplir la penitencia que le imponga.

 

De momento Onieva reta a la prensa a que rectifiquen la información publicada pues es "absolutamente mentira". Sabe que los periodistas tienen sus fuentes y que cuando un periodista se niega a modificar ni una sola coma puede que la información la tenga mucho más atada de lo que se piensa, pero está convencido de tener la verdad de su mano y su entorno es claro "si hay que llegar ante un juez, se llega y punto". El tiempo dirá cómo se escribe este último capítulo.