25 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Cayetano Rivera es de lo más beligerantes con la actitud del Gobierno.

El mundo del toro destapa el favoritismo con los artistas de Sánchez e Iglesias

Una reunión clave deja clara una discriminación que va más allá de ideologías. Mientras tanto, el hombre de moda, José Antonio Avilés, protagoniza la segunda parte de “Dolor y Gloria”.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

Este lunes por la tarde tuvo lugar una reunión en Sevilla donde se hallaban los primeros espadas y figuras de nuestro país. El motivo no era otro que la situación de desamparo -entre otros
puntos- en el que se encuentran tras el abandono del Gobierno español al colectivo taurino. El mundo del toro se siente amenazado por el tándem Pedro Sánchez- Pablo Iglesias.

Hace unos días, el gobierno aprobaba el Real Decreto para ayudas al mundo artístico.
En ese Real Decreto dejan fuera al mundo del toro. El mundo taurino -toreros, banderilleros y picadores- no recibirán esta ayuda. La Unión de Banderilleros y Picadores llevan meses reunidos para cerciorarse de cuál es su situación actual. El Gobierno se ha pronunciado. “Artistas sí. Toreros no”. Ese es el mensaje del Gobierno de España a través de su Real Decreto.

ESdiario se ha puesto en contacto con el banderillero Iván García, de la cuadrilla del maestro Pablo Aguado y anteriormente de la cuadrilla de Cayetano Rivera. “Estamos muy disgustados con el
Gobierno. No vamos a recibir ninguna ayuda. Antes los toreros y los artistas estábamos en el mismo colectivo y acogidos al mismo régimen laboral. Ahora ya no y por eso estamos excluidos”, explica
Iván. “Situación dramática la que atravesamos”, añade.

La explicación del banderillero de Aguado tiene una motivación legal. Hasta hace un año, los artistas y toreros estaban acogidos al mismo régimen laboral. En 2019, lo artistas pertenecen a un régimen general especial y los toreros a otro distinto. De la misma manera que ocurre con el régimen de las asistentas de hogar. Esta modificación del Derecho Laboral ha permitido que al no estar incluidos toreros y artistas en el mismo régimen laboral de la Seguridad Social, el Gobierno de coalición de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias de la espalda a una profesión con raigambre en este país.

La motivación quizás resida en la máxima posfranquista o nuevo comunista que asocia la farándula con la izquierda y a los los toros con la derecha. El mundo de toro no habla de profesión, reclama el
derecho a vivir de muchas familias que subsiste detrás de este oficio o de este arte -lo importante en este caso no es la nomenclatura-.

 

Mientras que los toreros luchan por un sueño que no es más que una realidad, el concursante de Supervivientes José Antonio Avilés ha cumplido su deseo. Reaparecer en su programa Viva la Vida
que presenta Emma García. Fue este pasado domingo. Desde las 16 horas de la tarde, Avilés pidió perdón y lloró a la misma proporción. Y justificó todo lo ocurrido en estos últimos años -presuntas estafas y reconocidas deudas- con un episodio de la infancia escolar.

El superviviente comentaba que había sufrido bullying cuando se encontraba en los primeros años de educación infantil. Salió el gordo y no el de la Lotería. Tenían que aparecer los viejos fantasmas de una España en blanco y negro. El guión de la segunda parte de Dolor y Gloria. Avilés tiene 23 años. De la época en la que habla es del año 2005. Un momento que sería difícil pensar que ocurriese todo lo que contaba. Suceder sucedería pero casualidad es que haya sido a Avilés y que justifiqué, entre otras cosas, la falsificación de un título universitario con los episodios acaecidos a mitad de la década del 2000 según cuenta el protagonista. La relación causal es tan lejana e imperceptible que
todo indica que en lugar de causal es casual.