| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Esther Doña, muy afectada, prefirió no leer.
Esther Doña, muy afectada, prefirió no leer.

La verdad sobre el encuentro entre la viuda de Carlos Falcó y todos sus hijos

“Fue un momento muy emotivo y tuve sentimientos encontrados”. Son las primeras palabras de Esther Doña, marquesa viuda de Griñón, tras el funeral en memoria de Carlos Falcó para ESdiario.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

El último adiós a Carlos Falcó tuvo lugar en la Iglesia de San Francisco el Grande este lunes. A las 20 horas de la tarde, su viuda, sus hijos y sus nietos quisieron honrar religiosamente al marqués fallecido el 20 de marzo de 2020.

La viuda y los hijos se saludaron al llegar al templo y al despedirse. Esther Doña tuvo lugar preferente al ser la primera situada en la primera fila de la derecha de San Francisco el Grande. La primera en llegar a la Iglesia fue su hija Sandra. Minutos después el primogénito de Carlos Falcó, Manolo quien reside actualmente en Londres. La tercera en llegar fue la viuda y la última en aparecer fue Tamara Falcó. Entre unos y otros llegaron los hijos medianos, Aldana y Duarte. Quienes también saludaron a Esther Doña.

 
La nueva marquesa de Griñón fue la encargada de leer una lectura evangélica. Sus hijos Manolo y Sandra fueron los responsables de leer las Peticiones. A Esther Doña le ofrecieron que participase en la ceremonia pero no quiso porque se encontraba muy afectada.

Esther Doña se sincera con ESdiario tras el funeral de Carlos Falcó

Esther Doña se sinceró con ESdiario a la salida del funeral y mostró su sentimiento: "Fue un momento muy emotivo y tuve sentimientos encontrados", explicó la viuda a las puertas del templo.

Según ha podido saber este periódico, muchos conocidos se acercaron a la viuda de Carlos Falcó para decirle que estaba siendo muy fuete por haber asistido al funeral encontrándose sola en uno de los bandas. Esther Doña no se sintió sola. Los hijos del marqués arroparon en la medida protocolaria a quien fue la última mujer de su padre.