| 15 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

La gran bronca entre Alba Carrillo y Frigenti ante una atónita Ónega termina mal

Había gran expectación por ver cómo la modelo y exgranhermana y su compañero en "Ya es Mediodía" hacían las paces ante la presentadora del programa, pero lo que pasó superó las previsiones.

| ESchismógrafo Chismógrafo

El paso de Alba Carrillo por GH VIP 7 ha provocado, por decirlo de una manera muy sutil, que se distancie rotunda y violentamente de su compañero Miguel Frigenti. Tras 116 días dentro de la casa, la modelo y el periodista se reecontraron este martes en el plató de Ya es mediodía, con la presentadora Sonsoles Ónega presente, para firmar la paz... pero no solo no fue posible, sino que la cosa terminó peor de lo que estaba.

Al principio, tanto Carrillo como Frigenti vieron unas imágenes de las acusaciones y malas palabras que se han intercambiado los dos protagonistas durante el transcurso de GH VIP. Luego, tras calmar las aguas, la implicada decidió pedir la palabra para defenderse y, encima, matizar: "Somos compañeros pero no tenemos que ser amigos".



"Cronológicamente es ella la que hace la broma una y otra vez para que yo abandone el programa", añadía Frigenti. Sin embargo, Alba le pidió a su compañero "un respeto a la mano que te da de comer", justificando que él ganó "dinero" por "subir a verme al confe".

"A mi una persona que me llama hijo de p... y no tiene la educación de pedir disculpas... pues no tengo nada de qué hablar", estalló el colaborador al escuchar las acusaciones de su compañera. "Al decir que mi concurso era una mierda has insultado a todos esos fans y has hecho la vida imposible a mi madre", añadía la modelo.

La batalla final entre Miguel Frigenti y Alba Carrillo siguió más tensa que nunca: "Tú estás aquí por hablar de tus rupturas y por hablar de tus ex", declaraba el periodista. Luego, pese a que la presentadora intentaba tranquilizar a los implicados, la exgranhermana estalló contra su compañero con aspavientos y gritos.

Y cuando parecía que la conversación se había calmado, dando paso a un nuevo vídeo, los colaboradores discutieron por lo bajo hasta el punto de que Sonsoles Ónega pidió que les apagaran los micros a Carrillo y Frigenti. Los dos estaban contando trapos sucios sobre sus respectivos ex y, cuando Miguel volvió a la carga, la modelo se levantó de su silla, bastante afectada y se marchó del plató sin despedirse.