| 06 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Carmen Lomana.
Carmen Lomana.

Carmen Lomana protagoniza una foto histórica junto al marido de su “creadora”

Hace más de diez años una señora rubia se hacía notar en todas las fiestas, quería ocupar el hueco de Naty Abascal, pero fue gracias a una periodista mítica que logró dar el salto a la fama.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

Lunes. 22 de noviembre. Primera hora de la mañana. Carmen Lomana coincide en la Plaza de España de Madrid con Antonio Casado. Una de las plumas periodísticas más destacadas de nuestra prensa. Pluma punzante y real. Y sin casamientos con los poderes políticos. Da cuando hay que dar. Información. Periodistas, colaboradores y artistas se encuentran en la carpa que ha levantado la cadena Telemadrid para el especial televisivo que emite el magacín Buenos Días Madrid presentado por Ricardo Altable y Laura Gómez con motivo de la inauguración de la nueva Plaza de España.

El periodista Antonio Casado ya está preparado para repartir información de asuntos varios con especial hincapié en la política. Lomana llega tan educada como siempre. Se cruzan. Carmen no se da cuenta en ese momento que se hallan ambos en tres metros cuadrados. Carmen no lo ha reconocido.

Lomana le pregunta que quién es. Quizás por falta de gafas o quizás pensando que Casado va a presentar el nuevo tema musical navideño. Es lo de menos. Lo demás viene ahora. Carmen le debe mucho al señor que en ese momento no reconoce. Le debe como consorte. Su mujer, la periodista Carmen Rigalt, fue la creadora del personaje Carmen Lomana hace 15 años.

Rigalt hizo famosa a Lomana. De la nada al todo. En lo que a la prensa de sociedad se refiere. Corre el invierno de 2006 en Madrid. Después llegó ese verano en Marbella. Las crónicas de Rigalt no pasan desapercibidas. Ve lo que pocos ven y cuenta como sólo las maestras del papel couché pueden defender.

Carmen Rigalt hizo famosa a Carmen Lomana cuando nadie hablaba de ella

Carmen Rigalt trabaja en aquel momento en el diario El Mundo. La contraportada de Carmen es leída por interesados y curiosos. Incluso por quienes la detestan. Quieren aprender. Es fina, directa, atrevida y sincera. Aquel año, se fija en un señora rubia que acude a los eventos en busca de popularidad. Pocos la conocen. Ella va a fiestas y se hace notar. Carmen llama la atención por su educación y su exquisitez. Y también por la frecuencia de su presencia. En aquel momento se quiere hacer con el hueco de Nati Abascal. Es lo que cuentan las crónicas de la época. Abril de 2009. ESdiario vivió aquel momento.



Carmen Rigalt dibuja una semblanza de Carmen que a aquella incipiente estrella Lomana no le gusta. Hiriente pudo ser. O no. Todo depende del calibre con que se mire. Lo cierto es que Lomana le debe mucho a Rigalt y a su consorte con quien ha coincidido. La sencillez de Casado y la inteligencia de Lomana han permitido la instantánea de con el marido de su creadora.