| 24 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Belén Esteban.
Belén Esteban.

Belén Esteban amenaza seriamente a la dirección y a los jefazos de Sálvame

Con el sentido del humor de la princesa del pueblo no es conveniente jugar demasiado, y si no que le pregunten a los mandamases de Telecinco y Mediaset, que se llevaron un buen pescozón.

| Redacción Chismógrafo

Como diría Mae West, cuando Belén Esteban está de buenas es muy buena, pero cuando está de malas... es mucho peor.

Este miércoles de Sálvame se pudo comprobar perfectamente cuando la dirección hizo una broma a la princesa del pueblo que le sentó fatal y directa al centro de plató mando un mensaje muy claro a los jefazos del programa, dejando claro que si ha vuelto a trabajar tras su baja es porque ha querido ella...

Esteban tiene que dar ocho vueltas al plató del programa cada hora por prescripción médica. Sin embargo, su forma de caminar hace pensar en otras cosas y la dirección de Sálvame acompañó sus pasos con música propia de la Semana Santa.

Belén Esteban tiene baja del traumatólogo hasta el mes de abril

Muy indignada, explicó que acaban de cumplirse cuatro meses de la operación a la que tuvo que someterse tras romperse la pierna y el pie en el plató del programa. Hasta abril, su traumatólogo no le va a dar "el alta", sin embargo, su psicóloga le pidió que trabaje: "Me podría quedar en mi casa hasta abril viéndolas venir, pero soy una tía responsable que, aunque te parezca que no, quiero a mi programa con todo lo que me hacéis".

Belén se levantó con su muleta, la música de procesión la acompañó una vez más y, dirigiéndose al director, dijo: "Me da igual que haya cámaras, sé que me van a hacer muchos memes, que me encanta por cierto. Vengo porque quiero a mi programa y por mi cabeza, porque si soy otra me quedo en mi casa hasta abril sin moverme".

"Ahora me pondrán verde", imaginaba la colaboradora explicando que cada día va dos horas y media a rehabilitación y luego tres a trabajar: "Vengo aquí a aguantar a mi amigo Alberto (Díaz) y a mi amigo David Valldeperas, que porque les quiero, pero a veces me dan ganas de… ¿Tú te crees que mi madre ve el programa y me ponen ahí como la esperanza de Triana?".