| 12 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Rocío Carrasco ya no se calla.
Rocío Carrasco ya no se calla.

El motivo por el que Olga Moreno habla de Rocío Carrasco en su segunda exclusiva

La hija de Rocío Jurado ya no se calla. Y eso es algo con lo que no contaban algunos de sus "enemigos", como Marta Riesco que no podrá sacar ningún as de la manga porque no lo hay. No existe

| Isabel Rábago Chismógrafo

 

 

Marta Riesco no tiene ningún "as bajo la manga" porque "jamás habló con Rocío Carrasco", "jamás habló a través del teléfono de nadie con Rocío Carrasco" y "jamás recibió oferta alguna ni para cantar ni para quedar por parte de Rocío Carrasco".

Marta Riesco no tiene nada, porque la mentira no se puede demostrar puesto que no existe. Esta máxima de la vida, la llevo repitiendo desde el pasado domingo cuando en nombre de Rocío, lo dije hasta la extenuación, en el plató de Viva la Vida. Este razonamiento tan sencillo, lo ha entendido quien ha querido, que es lo que ocurre con cualquier tema que atañe a la hija de la Jurado. Estar al lado de la Carrasco, no por amistad sino con información veraz, no es fácil, no es nada fácil.

Hilar una sola frase en un plató, para intentar dar luz al delirio que se produce cuando se trata cualquier asunto de la Carrasco no es nada fácil. Sientes mucha impotencia, pero sigues intentándolo, porque tienes la certeza de estar al lado de la verdad. Es en esos momentos, cuando entiendes lo que ha podido pasar ella durante estos 20 años, en los que ha estado absolutamente derrotada como mujer y como madre, observando impotente como las mentiras fabricadas prevalecían sobre la verdad.

A veces me pregunto el porqué de tanta inquina hacia Rocío Carrasco y no termino de comprenderlo

Durante años a Rocío se la ha tachado, algunos siguen insistiendo en ello, de mala madre, mala hija, mala persona, mala en general, mientras ella intentaba sobrevivir y salir del pozo en el que estaba metida. A veces me pregunto el porqué de tanta inquina hacia Rocío y no termino de comprenderlo.

Ella lo único que ha hecho es sentarse en un plató para contar su vida, cargada eso sí, de pruebas documentales. A pesar de ello, nunca ha exigido que nadie la crea, simplemente ha pedido ser escuchada. Ese es todo el mal que ha hecho Rocío. Luego reflexiono y pienso en todos los que han vivido, viven de ella y las respuestas comienzan a aflorar. Se vive muy bien posicionándose contra la Carrasco, da mucho dinero a mucha gente. Sin ella algunos ni existirían como personajes y por eso hay que seguir atacándola.

Rocío Carrasco protagoniza la última exclusiva de Olga Moreno

Lo hemos visto este miércoles, con una nueva portada de la todavía mujer de Antonio David Flores que lejos de explicar desde cuando su marido le ha sido infiel, o que nos detalle los motivos de su separación, ha cobrado culpando de todas sus desgracias a Carrasco. Olga Moreno ataca de nuevo a Rocío como mujer y como madre y así desvía el foco y evita contar la verdad de su vida, de su separación con David Flores. Porque si no se habla de Rocío, no se cobra lo que ella ha cobrado.

 

Pero las cosas han cambiado, la hija de Rocío Jurado está reconstruida, renovada y ha decidido que ya no se va a callar y con eso no contaban los de siempre. Ya no se calla y ante las dimensiones que estaba tomando la mentira de una llamada inexistente, decidió hablar y demostrar que lo que dice es verdad. Causa impotencia que sea ella la que tiene que demostrar una mentira, cuando lo correcto, lo profesional y lo humano sería que a los artífices de la mentira se les exigieran responsabilidades.

 

El pasado lunes Rocío lloró y lo hizo en su casa. Lloró por lo que tuvo que escuchar, sobre ella, sobre su vida, sobre sus hijos… Yo no pienso repetirlo. Una vez más, sintió que la historia se repetía, eso sí con nuevos elementos en escena, pero se repetía y fue en ese momento, cuando la mentira de una llamada adquirió unas dimensiones que nadie se esperaba, ni se esperan. Rocío ya no se calla y alguien desde allí arriba, la debe estar protegiendo mucho, porque la casualidad quiso que en el restaurante hubiese cámaras. De no haberlas, hoy se seguiría dando pábulo a una mentira más porque "jamás Rocío llamó a Marta Riesco", "jamás habló a través del teléfono de nadie con Marta Riesco", "jamás ofreció nada a Marta Riesco".

Sólo me queda añadir que con las mentiras se puede llegar muy lejos, pero lo que no se puede es volver.