24 de Febrero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

La Infanta Elena se despide de su padre, el Rey Juan Carlos, y vuelve a España

Primero fue su hermana Cristina la que se marchó para pasar unos días en Vitoria con su familia política. Ahora le toca el turno a la hermana mayor de Felipe VI. El Emérito se queda solo.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

La hermana mayor del Rey Felipe VI volvió a Madrid. Doña Elena ha pasado unos días en Abu Dabi donde se encuentra retirado su padre y Rey Emérito de la vida española, oficial y oficiosa. De la oficial se retiró hace un año cuando se apartó de la agenda oficial de Casa Real. De la oficiosa cuando lo invitaron a irse hace un par de meses.

Doña Elena se desplazaba a principios de año junto a su hermana la Infanta Cristina y un grupo de amigos para pasar el cumpleaños con su padre. El pasado 5 de enero el Don Juan Carlos cumplía 83 años. Esta visita de cumpleaños se organizaba por amigos del Emérito después de truncarse su visita en Navidad a nuestro país -y su país- como tenía intención de hacer el Rey; título vitalicio que llevará como se ha conocido esta semana.

La Infanta Elena vuelve a casa después de estar con su padre. Su hermana Cristina abandonaba la capital de los Emiratos Árabes unos días antes. La hija mediana de Dona Sofía regresaba para ver a su familia política en Vitoria.

Doña Elena no llega sola y no vuelve en vuelo regular. Llega al aeropuerto Adolfo-Suárez Barajas en el avión del magnate y gran amigo del Rey Emérito, Armando Capriles y si mujer Corina Mileno Trotta y la hija del matrimonio. La hermana de Felipe VI viaja con su escolta habitual y una gran amiga, Piedad Espinosa de los Monteros.

El Monarca Emérito ya se encuentra otra vez sin sus más cercanos aunque recibe con frecuencia a sus más allegados. En este grupo se encuentra el Marqués de Sauceda, los Capriles Mileo, Pedro Campos y su segunda mujer, también la empresaria Alicia Koplowitz y la Condesa de Prado Castellano.