| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
María Patiño y Terelu Campos en "Sálvame Lemon Tea".
María Patiño y Terelu Campos en "Sálvame Lemon Tea".

Terelu Campos de nuevo presentadora y Belén Esteban “la nueva médica”

No parece un estreno. Parece un final. La reinvención de algo tiene muchas salidas. Una de ellas es el final. Una retiene su emoción. A veces esconde su mirada. La otra está radiante.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

Es de ley. Y de oficio. Terelu Campos vuelve a su lugar. A su puesto. La presentación. La colaboración está lejos de su ser. Y lo sabe. Es presentadora. Y lo borda. Lunes. 17 de enero. Día de San Antón. Día de los perros. De los animales. Terelu Campos vuelve al pasado que hoy es su presente. La hija mayor de Teresa Campos vuelve a presentar. A su lado María Patiño.

La gallega o/y andaluza agarra de la mano a Terelu Campos. Hay emoción y tensión en los primeros minutos antes de entrar al plató. Comienza el programa Sálvame Lemon Tea. María Patiño está triste. Lo parece. No parece un estreno. Parece un final. La reinvención de algo tiene muchas salidas. Una de ellas es el final. Patiño retiene su emoción. A veces esconde su mirada. Terelu está radiante. Lo quiere. Lo desea. Es su papel. Y lo borda. Patiño ya ha demostrado que es presentadora. Su programa Socialité es su mayor aval. Hoy ha decidido ser pequeña. Y no la hermana. Carmen Borrego aparece más tarde.

Terelu Campos y María Patiño, como Ana Rosa Quintana y Rosa Villacastín

Campos y Patiño. 2022. La promoción parece recodar otra época. Distinta era. Por un momento parece que nos encontramos en 1996 y en el set televisivo están Ana Rosa Quintana y Rosa Villacastín. Extra Rosa fue el programa de ellas. Distinto al de ahora. Hoy es otro. Y están la gallega y la malagueña. Todo tiene la mejor pinta televisiva. Los contenidos dan un giro de 180 grados. No 360. Llegamos a la parte médica que todos tenemos dentro aún no siendo ni médicos, ni enfermeros, ni auxiliares Ni siquiera limpiadores de un hospital de cualquier pueblo de España por recóndito que se ubique. Tenemos que concienciar a la vacunación. Hoy quizás parezca doña Irene Montero. No. El suyo es de Igualdad. Y no Sanitario. Hay tarde. Puede aparecer si deambula Rocío Carrasco.

La imagen es una cosa. Los contenidos otra. María Patiño y Terelu Campos deciden tocar el tema de la vacuna. Los vacunados vs no vacunados. La guerra comienza emprendida por los vacunados. Es un opción. Es libertad. Incluso de información y de expresión. La tarde apetecía que se hablase de la viuda de Jaime Ostos pero ha tocado vacuna y de segundo plato, la pobre Rocío Carrasco que halla "ahora" de los capotes del marido de su madre, José Ortega Cano. Es lo primero que encuentra una lacrimógena Carrasco. Los enseres a su casa de Alcobendas (Madrid). Con actitud de desprecio de Rocío hacia el diestro cartagenero. Parece. Y Fidel Albiac interponiendo demandas en el despacho donde colabora, según cuentan. El titular del despacho ya nunca más apreció después del "circo". Aquí no hay pijama. Algunos profesores aún lo recuerdan. Eso esotro tema. No del titular del despacho sino del discípulo.

Termina el programa de Terelu Campos y se vuelve a lo ordinario. Lo habitual. Jorge Javier Vázquez hace un receso en su Desmontando a Séneca para acudir a su programa. Al tema . Toca darle "hostias" a Paz Padilla por su información y formación en las vacunas. Parece. Todo pinta. Y está pintado durante varias semanas. La realidad puede ser otra.

Belén Esteban coge el mando. Y habla. Como médica. O viróloga. O anestesista cual una pretendienta a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Lejos de la realidad ,según se pronunció el pueblo. No es una suerte. Lecciones de sanidad. Clases magistrales del buen hacer y por superpuesto "obligatoriedad" de algo que nadie receta. Ni los médicos. Belén Esteban ha sido la nueva médico o medica (o medique). Hoy ni ella se ha creído su papel. Su marido, "el hombre cuerdo", le dirá lo que se tiene que decir y hablar en cada momento en función de su papel de técnico sanitario. Mucho mas formado que los que cogemos la palabras para "parlotear" de cosas diversas.