| 25 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pablo Urdangarin saludando muy cariñosamente a su abuelo, el rey Juan Carlos
Pablo Urdangarin saludando muy cariñosamente a su abuelo, el rey Juan Carlos

El Rey Juan Carlos sorprende con su visita al partido de su nieto en Pontevedra

Tras pasar toda la mañana en alta mar, don Juan Carlos ha aprovechado que su nieto Pablo Urdangarin jugaba en Pontevedra para ir a verlo.

| ESchismógrafo Chismógrafo

Este sábado Pablo Urdangarin se trasladaba hasta Pontevedra para jugar contra el Club Cisne Colegio Los Sauces y lo cierto es que tuvo una de las visitas más especiales en los últimos meses. Si hace unas semanas salió a la luz una fotografía familiar de las Infantas y algunos nietos en la que también aparecía el joven en Abu Dabi, esta vez su abuelo ha venido a España y no ha dudado en desplazarse hasta el pabellón donde jugaba su nieto.

Don Juan Carlos I llegaba el jueves pasado a España, aterrizaba en Vigo y se trasladaba hasta la casa de su amigo Pedro Campos, donde se ha estado alojando estos días. Ayer, el emérito decidió ver a su nieto jugar al balonmano, una de las futuras promesas de este deporte en España, y se mostró de lo más cariñoso.

 

Tras el partido y el reencuentro con su abuelo, Pablo habló con la prensa pero no de cómo había sido ese momento al acabar el partido de acudir hasta la grada donde se encontraba su abuelo y fundirse en un abrazo de lo más cariñoso. Acostumbrado a hablar siempre con los medios de comunicación, el joven sorprendió dando la callada por respuesta y sin detallar cómo había sido este momento.

El hijo de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin se mantuvo discreto con su vida privada, no quiso desvelar cómo se encontraba la familia, pero tampoco qué le había parecido que su abuelo fuera a verle. Parece que ha decidido estar en un segundo plano y guardarse para él ese momento tan tierno entre abuelo y nieto.