| 16 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Belén Esteban
Belén Esteban

Belén Esteban se declara monárquica pero hace una petición clara al emérito

La otrora combativa colaboradora se declara ahora, además de una "chica de barrio", empresaria y persona de orden, por lo que ha hecho una reclamación muy especial a Rey Juan Carlos.

| Redacción Chismógrafo

Declara su orgullo por ser una "chica de barrio" pero mucho le ha cambiado la vida a Belén Esteban. Y no solo por vivir ahora en un lujoso chalet de una urbanización de la periferia, sino también por sus actitudes y sus ocupaciones. Trata de no meterse en líos como colaboradora que sigue siendo de Telecinco, está muy centrada en su labor como empresaria de alimentación e incluso opina sobre política y da consejos al mismísimo Rey Emérito.

"Tengo mis amigas de toda la vida. Sé la gente que tengo a mi lado, aunque alguna vez me he equivocado. Ahora lo sé, antes no. La vanidad es muy peligrosa. Yo soy Belén Esteban y sé cuáles son mis orígenes", declara en una entrevista en La Razón, donde desgrana con gran satisfacción sus éxitos al frente del negocio de los gazpachos y los salmorejos y ahora de las patatas fritas.
Dejarse asesorar por gestores que saben, "los que me ayudaron a ganar a Toño Sanchís (su exrepresentante"), y el apoyo de su marido, Miguel, son las claves, según ella, de su buena marcha como empresaria.

 

Reconoce en la entrevista, asimismo, que ha atemperado su carácter, pero que, en el fondo, sigue siendo la misma de siempre, la "princesa del pueblo": "Ese título me lo puso la gente. Sigo siendo la misma persona de siempre, con mis defectos y mis cualidades. Digo las cosas como las pienso, aunque me critiquen. Soy una persona sencilla, a la que no se le ha subido a la cabeza la fama".

Sin una palabra más alta que otra sobre su trabajo en televisión o sobre sus compañeros, la de San Blas sí se atreve a dar su opinión sobre política y, en particular sobre, la Jefatura del Estado, como monárquica que se reconoce. Así, aplaude la labor de Don Felipe y también le echa un capote al Rey Juan Carlos: "Hay cosas que no me han gustado. Ha hecho cosas mal que se han ido de madre y muchas bien".

Esteban, eso sí, cree que debe volver a España. Y le pide algo muy claro: "Dar una explicación".