| 15 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

La impactante decisión que ha tomado el hijo no reconocido de Julio Iglesias

Javier Santos ha desvelado sus planes en el programa 'Corazón' de Televisión Española: está dispuesto a dar un paso legal muy importante que sin duda pondrá a prueba al cantante.

| ESdiario Chismógrafo

Se llama Javier Santos, es hijo de Julio Iglesias según las pruebas genéticas y, pese a su larga batalla judicial por lograr el reconocimiento, el artista se ha negado sistemáticamente a ello. 

"No le odio", dijo, aunque sí reconoció haber sentido "rechazo" en el pasado, algo que ha superado por otras intenciones y sentimientos más positivos: "Quiero que conozca a su nieta, a mi hija, y que ella tenga los privilegios que yo no tuve".

Santos reveló en su día un encuentro en la distancia con el artista internacional, a quien se cruzó a pocos metros de distancia, y lo que ocurrió a continuación: "Me miró, agachó la cabeza y siguió adelante". Algo que no le ocurre con alguno de sus "hermanos", con quien parece tener una relación bastante más estrecha.

Ahora, Javier, de 44 años, ha tomado una decisión trascendental que tal vez le permita iniciar una relación normal con el cantante.

Tal y como ha contado Santos al programa 'Corazón' de TVE, si Julio Iglesias le reconoce como hijo legítimo, él renunciará a la parte que le pudiera corresponder legalmente como herencia en el futuro.

 

De esta manera, Javier Santos insiste en que esta lucha legal y ahora sentimental para que Julio Iglesias acepte que es su hijo biológico no "es por dinero":"De hecho, estoy dispuesto si hiciese falta a rechazar la herencia, si tuviese que firmar lo que sea, la parte económica que se la queden mis hermanos. Yo solamente pido el reconocimiento y poder conocer a mi padre. Ya está".

Cambiará de opinión Julio Iglesias tras estas palabras de Javier Santos. Permanezcan atentos a las pantallas.