| 19 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Rafa Mora.
Rafa Mora.

Kiko Matamoros revienta la imagen de Rafa Mora con una anécdota de "pardillo"

Lleva imagen de duro y de que a él nadie se las "da con queso" pero hay veces en la vida en las que no es oro todo lo que reluce. Normal que no quisiera ni atado que lo contaran en público.

| Maribel Fernández Chismógrafo

Si alguna persona humana relacionada con el star system patrio quiere guardar en secreto alguna anécdota bochornosa de su pasado o su presente puede que una de las mejores soluciones sea no estar en el objetivo de Sálvame... ni trabajar para el programa.

A los que sigan habitualmente el magacín corazonero de Telecinco no hará falta explicarles que allí está tan "vendido" quién cobra del programa como quien no. Y si no que le pregunten a Rafa Mora que este lunes pasó un mal rato de vergüenza al ver como su compañero Kiko Matamoros contaba ante una audiencia millonaria un de sus episodios más embarazosos.

Con el propio Rafa y con Kiko Rivera como protagonistas y a pesar de que a Mora no le hizo ni pizca de gracia, el caso es que Matamoros compartió con el resto de colaboradores y el público que estaba en casa la historia de una noche que salió muy "cara" al colaborador y extronista.

"Kiko Rivera, un amigo y Rafa… que iban a hacer un bolo a una discoteca de Alicante junto a su representante, que era el mismo", comenzó Matamoros con guasa justo antes de que Rafa se levantara y se fuera del plató enfadado porque no le estaba haciendo gracia lo que su compañero y amigo estaba contando.

Pero Kiko siguió adelante: "Llegaron al local, que el dueño era amigo de Kiko, y cuando llegaron empezaron a consumir refrescos y había unas chicas que estaban tomando espumoso...".

Rafa advirtió a su amigo de que la fiesta les iba a salir por una "pasta", pero como el dueño era su "amigo", estaba todo pagado.

Tanto Mora como el resto de amigos creyeron a Kiko y continuaron la fiesta hasta que llegó la hora de irse y la noche se convirtió en una broma de mal gusto: "Cuando se iban a ir aparecen dos rusos de dos por dos cada uno y les dicen que dónde iban, que esperaran porque a la calle no podían salir, tenían que pagar primero. Total que Kiko Rivera, que era el culpable del destrozo, y su amigo no tenían un duro y el pobre Rafa tuvo que pagar la broma".

El propio Mora aclaró al volver al plató que no se trataba de una historia actual sino que sucedió cuando él era tronista en 'Mujeres y hombres y viceversa'.