| 23 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Rosa Benito durante su última entrevista en Sálvame Deluxe
Rosa Benito durante su última entrevista en Sálvame Deluxe

Rosa Benito abandona Sálvame con soberbia y anuncia que montará una frutería

Una de las colaboradoras estrella del espacio de Jorge Javier Vázquez ha tomado la decisión de irse, para siempre, del programa que le ha colmado de felicidad y dinero.

| Redacción Chismógrafo

Rosa Benito apareció vestida de amarillo limón. Como retando a un destino que le ha puesto, otra vez, contra las cuerdas. Porque una de las colaboradoras estrella de la cantera de Sálvame -con permiso de Belén Esteban- deja la Corrala Show. Abandona el barco televisivo después de no llegar a un acuerdo económico con la productora. Pero Rosa no lloró en su última entrevista en Deluxe. Se mantuvo distante, incluso peligrosamente soberbia al asegurar que tiene nuevos proyectos que le salvarán de la misma ruina que le ha permitido mantenerse, férrea, durante siete años en el programa de Jorge Javier Vázquez. Ni siquiera lagrimeó durante su enfrentamiento con Belén Esteban con quien reconoció tener una relación "fría". Lo suyo ha sido un continuo ir y venir que ahora vive su mayor momento de tensión: "Rosa, nos has engañado a mí y a todos", le dijo sin cortapisas. 

Rosa aseguró estar tranquila y sosegada "tengo claro que es la decisión correcta porque con el nuevo contrato me han invitado a irme". Señala a los directores del magacin vespertino como la causa principal de su marcha "no me he sentido protegida. Además, en los últimos tiempos he visto que los directores no estaban felices conmigo y que a veces ni siquiera querían verme, y eso ha podido ser una causa para que yo tomara esa decisión".

Los motivos del distanciamiento entre la cúpula de Sálvame y Rosallega después de que el yerno de la ahora cantante (sic) interpusiera una querella contra ellos y la productora del programa. Una decisión que, en el peor de los casos, podría acarrear una pena de prisión para ellos. Algo desorbitado e inmerecido después de tantos años de bienaventuranzas: "Mi hija me apoyó para que me quedara si me hacía feliz. Claro que hemos discutido por este programa, pero estamos ahí".

Sobre su futuro más reciente tras abandonar la televisión, Rosa asegura tener sobre la mesa algunas ofertas de lo más jugosas relacionadas con el mundo del espectáculo. Además de sus conciertos en pueblos y pedanías, también tiene intención de montar un negocio: "quizás abra una frutería, una tienda de regalos, o una peluquería. Hay proyectos".